16 de mayo 2021

5 de enero 2021

Política

Mike Pence, o ignora la ley o traiciona a su jefe

Donald Trump está presionando a su mano derecha Mike Pence para que este invalide mañana los resultados de la elección presidencial. El gran problema es que el vicepresidente no tiene tiene esa facultad.

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, debe estar pasando uno de los momentos más difíciles de su carrera política. 

Y es que en sus manos está la tarea de contar los votos emitidos por el Colegio Electoral que confirmarán la victoria del demócrata Joe Biden sobre Donald Trump, su jefe en los últimos cuatro años. 

Desde hace varios días, el presidente de Estados Unidos insinuó que el número dos de la Casa Blanca sería el último recurso en sus intentos por invadir la elección presidencial bajo argumentos de fraude electoral.

Pero este martes, el mandatario lo confirmó. 

“El vice presidente tiene el poder de rechazar a electores escogidos de manera fraudulenta”, tuiteó. 

El problema es que esta aseveración no es verdad. 

El proceso funciona así. Hace tres semanas, el Colegio Electoral emitió formalmente sus votos para elegir al presidente. Joe Biden obtuvo más votos que Trump.

Pero bajo la Constitución de Estados Unidos, todavía falta un paso más para que el resultado sea final: la certificación de los votos electorales por parte del Congreso, que debe ser encabezado por el presidente del Senado. Y el presidente del senado es el vice presidente.

“El presidente del Senado deberá, en presencia del Senado y de la Cámara de Representantes, abrir todos los certificados, y los votos deberán ser contados”, estipula la doceava enmienda constitucional.

“La persona con el mayor número de votos se convertirá en el presidente”, continúa el fragmento. En caso de empate o que nadie haya asegurado una mayoría, la Cámara de Representantes decidirá. 

Básicamente, la labor de Mike Pence consiste en contar los votos y anunciar al ganador.

Hasta ahora, Mike Pence ha sido uno de los pocos allegados a Donald Trump que no han sido víctimas de los insultos o señalamientos del mandatario federal. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad