1 de diciembre 2021

11 de octubre 2021

Política

México se suma a un nuevo acuerdo ambiental promovido por Washington

El gobierno de México forma parte del Compromiso Global de Metano, liderado por Estados Unidos y la Unión Europea, con el cual se busca reducir las emisiones de metano en un 30% para 2030 y contrarrestar los efectos del cambio climático

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

Previo a la cumbre climática de Glasgow, a realizarse el 31 de octubre, México se unió a la asociación global ambiental encabezada por Estados Unidos y la Unión Europea, con la que se busca reducir las emisiones de metano en un 30% para 2030.

¿Por qué importa?

Los esfuerzos de la administración Biden por alcanzar la neutralidad en las emisiones de carbono contrastan con la limitada política ambiental del gobierno de México, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, las cuales se basan en dar mantenimiento a las hidroeléctricas del país e impulsar la generación de energía a través del carbón.

El contexto:

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció el mes pasado que su gobierno no esperaría para abordar el cambio climático, por lo que reafirmó su compromiso de recortar hasta en un 50 por ciento las emisiones de carbono para 2030 hasta conseguir reducirlas a cero en 2050.

Los detalles:

  • De acuerdo con Reuters, México forma parte de los nueve socios originales que conforman el Compromiso Global de Metano (entre los que se incluyen Gran Bretaña, Indonesia y Estados Unidos) que ya cuenta con 24 nuevos signatarios, como lo confirmó este lunes el Departamento de Estado de EU y la UE.
  • Dicho compromiso cubrirá ahora el 60% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y el 30% de las emisiones globales de metano. Si se cumple a cabalidad se impactaría de manera significativa en los sectores de energía, agricultura y residuos, responsables de la mayor cantidad de las emisiones de metano.
  • Reportes ambientales recientes han urgido a los gobiernos de varios países la necesidad de implementar medidas enérgicas para contrarrestar los efectos del metano, considerado un gas de efecto invernadero y la causa principal del cambio climático detrás del dióxido de carbono (CO2). El objetivo, descrito en el acuerdo climático de París, consiste en limitar el calentamiento global a 1.5 grados Celsius.
  • John Kerry, enviado especial de Estados Unidos para el cambio climático, afirmó que se espera contar con más de 100 países inscritos, a tiempo para la cumbre climática COP26, con sede en Glasgow, Escocia.
  • “Esperamos dar la bienvenida a todos los gobiernos que están listos para abordar el metano como la estrategia más rápida que tenemos para mantener un futuro más seguro a 1.5 grados centígrados a nuestro alcance”, expresó Kerry a la agencia Reuters.
  • En sus propuestas de campaña, Biden proponía una inversión de dos billones de dólares en inversiones limpias para conseguir que Estados Unidos alcance las emisiones netas cero en 2050, además de una generación eléctrica 100 por ciento libre de contaminantes para el año 2035.
Publicidad
Publicidad
Publicidad