FACEBOOK

VISTAS
15 de Noviembre del 2018

México en Guarda

¿Sabes de qué va la estrategia de Andres Manuel Lopez Obrador sobre seguridad? Estos son los ejes más importantes del plan presentado por el presidente electo

Estos son los cinco puntos más importantes de la estrategia de seguridad de Andrés Manuel López Obrador

La Guardia Nacional

El Presidente electo pretende crear un nuevo cuerpo policial de alcance nacional para pacificar el país.

Estará formado de policías militares, policías navales, Policía Federal y soldados.

Es un modelo inspirado en la Guardia Civil española y la Gendarmería francesa que también es utilizado en Chile y en Italia.Se trata de uerpos policiales con un mando único nacional.

50 mil nuevos elementos

AMLO y su próximo Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, hicieron énfasis en el problema de falta de policías.

La Guardia Nacional pretende reclutar 50 mil nuevos elementos que serán entrenados por los militares. Sin embargo, se especifica que el entrenamiento será policial, basado en un plan de estudios creado por la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de Seguridad Pública, la Secretaría de la Defensa y la Secretaría de Marina.

Mando militar operativo

Las operaciones de la Guardia Nacional serán dirigidas y coordinadas por un oficial del ejército o la marina armada de México.

El Presidente Electo anunció que cambiaran la Constitución para darle viabilidad jurídica a este modelo.

266 secciones regionales

La Guardia Nacional estará dividida en 266 coordinaciones regionales, las cuáles quedarán bajo mando de una autoridad civil conformada por miembros del gobierno federal, la Fiscalía General, el mando militar, el ministerio público, organismos de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil.

Retórica de pacificación

López Obrador y Durazo argumentan que esto no representa la militarización del país, sino todo lo contrario. Hablan de una política de drogas que renunciará eventualmente al enfoque prohibicionista, a un proceso ordenado de amnistía y la aceptación de la jurisdicción de la Corte Penal Internacional en crímenes de lesa humanidad.

México es un país que, como pocos, ha sufrido las consecuencias violentas de la guerra contra las drogas. La Cuarta Transformación tiene ahí uno de sus retos más importantes.