FACEBOOK

VISTAS
25 de Junio del 2018

México 2018:
El sexto divorcio, el inicio

México vive en esta elección un parteaguas histórico. Aquí no te hablaremos de lo que quieres escuchar, sino de las realidades que estás obligado a confrontar
México vive en 2018 un parteaguas histórico. Asistimos quizás a la última llamada para recuperar el Estado de Derecho y la seguridad que nos devuelvan la estabilidad y crecimiento perdidos. La Nación naufraga hoy en medio de un embravecido oleaje de desesperanza. De insultante corrupción e impunidad que irritan y alimentan hasta el hartazgo, el profundo enojo social. De un crimen organizado convertido en el principal empleador de cientos de miles de jóvenes sin educación ni oportunidades. Transitamos por cinco sexenios de una tecnocracia política, que con su avaricia disfrazada de ortodoxia capitalista menospreció a las mayorías y guardó en el cajón del olvido el sentido social de las política públicas. Se dedicaron a mejorar el bienestar de sus chequeras personales, aliándose incondicionalmente con quien les garantizara la conservación del poder y la de sus privilegios como élites. Y a los desposeídos les entregaron las migajas de sus programas asistenciales. Y acabaron preservando su control político a través de la manipulación de su hambre y su miseria. El resultado es un México con todavía mas profundas desigualdades, en la que muy pocos acumulan demasiado y demasiados sobreviven con muy poco. Nuestro apartheid transitó del color de piel -entre blancos, criollos e indígenas- al de la división de una élite que desborda, con una riqueza exorbitante, y una mayoría que sobrevive en una miseria insultante. Ninguna nación del planeta puede sostener indefinidamente este abismo económico-social, sin transitar antes por un cambio pacífico, pero radical, a través de las urnas. O si hay resistencias, por una sacudida violenta a través de la insurrección y de las armas. Pero para comprender cómo llegamos aquí, es necesario  recurrir a la Historia para encontrar la genética política de la que estamos hechos. De qué está construido el inconsciente colectivo que alimenta hoy los sentimientos de la Nación. Y sin duda el ingrediente mas común que encontramos en la historia del México moderno es el de la traición. Los curas  Hidalgo, Morelos… Allende, Aldama y Jiménez en la Independencia…. Madero, Pino Suárez, Carranza, Villa, Zapata y Obregón en la Revolución. Todos son ejemplos claros de que la heroicidad en México que te recompense en letras de oro tu paso por la historia, transita por el asesinato artero, o la emboscada traicionera. En épocas mas modernas, Luis Echeverría traiciona a Gustavo Díaz Ordaz, José López Portillo exilia a Luis Echeverría y la Nomenklatura priista asesina a Luis Donaldo Colosio. Ernesto Zedillo traiciona a Carlos Salinas y Vicente Fox de la mano de Felipe Calderón traicionan el cambio y  asesinan en millones de mexicanos la esperanza de un México mejor. Incapaces de crear desde la educación y las ideas, un círculo virtuoso que rompa el hechizo traicionero, vamos de sexenio en sexenio vendiendo esperanzas y comprando amaneceres. Pero la noche oscura no termina para millones de mexicanos en la miseria. Y el sol sale solo para aquellos dispuestos a pagar el precio de las canonjías y las complicidades. Y el ciclo de matrimonio-divorcio del Estado Mexicano con alguna de las élites cercanas al poder se renueva buscando que, ahora sí, el elegido, el caudillo o el mesías llegue con la receta mágica del desarrollo que cierre la enorme brecha de la desigualdad. En este ensayo audiovisual intentaremos explicar los seis matrimonios y los seis divorcios que hemos padecido los mexicanos, en un intento por entender el psique político que nos trajo hasta aquí. Dónde estamos, qué buscamos y a dónde nos enfilamos. No te hablaremos de lo que quieres escuchar, sino de las realidades que estás obligado a confrontar….  para comprender por qué vivimos ya en la antesala del Estado fallido, a punto de consumar el sexto divorcio.