FACEBOOK

VISTAS
21 de Junio del 2019

Manlio rompe filas

El ex presidente del PRI, que sigue siendo una voz influyente en el partido, se distanció del grupo de gobernadores que plantean una relación pragmática con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador

Al interior del PRI, el mensaje de Manlio Fabio Beltrones fue tan relevante como la propia renuncia de José Narro; no sólo por el contexto de una sucesión que definirá el rumbo del partido, sino porque representa un cambio en las formas políticas de quien fuera una de las figuras más influyentes de la transición democrática.

Los que conocen a Beltrones aseguran que es un político completamente institucional, que no realiza declaraciones estridentes sin antes concertar con las partes involucradas. Ése es su estilo de hacer política. Paradójicamente, la acusación pública de Beltrones lo alinea con el grupo que defendía el status quo en el partido, no con el grupo de gobernadores, liderados por Alejandro Moreno, que plantean una relación de negociación pragmática con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. El ex gobernador de Sonora y ex presidente del PRI declaró el año pasado en una entrevista para el diario El País que si algo podía hacerle daño al partido era desdoblarse hacia la derecha. Además, planteó de manera explícita que el PRI estaba obligado a virar hacia la izquierda. La sucesión del PRI es vista como un proceso para definir el curso de acción frente al escenario político de la Cuarta Transformación, y no como un concurso para redefinir ideológicamente al partido. A pesar de ello, posicionamientos como el que hizo Beltrones el año pasado siguen siendo relevantes. En el 2011, este político hizo públicas sus aspiraciones como precandidato del PRI a la presidencia. Esto pudo significar el regreso del PRI como un partido de centro izquierda. Sin embargo, como lo narra el propio Beltrones, terminó declinando por el proyecto de reformas pro mercado de Enrique Peña Nieto, en aras de la unidad del partido. En ese sentido, queda una pregunta en el aire: ¿Beltrones, uno de los políticos más importantes del PRI, será fiel a su estilo y trayectoria de unidad política o su distanciamiento de la nueva cúpula del partido representará un nuevo punto de quiebre?