7 de agosto 2022

23 de junio 2022

Política

Los ‘soplones’ le salen caro a Estados Unidos

El monto de 16 mdd presupuestado para 2023 pone de relieve el énfasis en la utilización de informantes por parte del gobierno de Estados Unidos, en torno a su estrategia de seguridad a cargo de su agencia antidrogas (DEA)

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

Con el objetivo de desmantelar organizaciones criminales y quedarse con su dinero, la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) invertirá poco más de 16 millones de dólares en 2023 en el pago de “premios” a informantes confidenciales.

¿Por qué importa?

El monto presupuestado pone de relieve el énfasis en la utilización de informantes por parte del gobierno de Estados Unidos, en torno a su estrategia de seguridad, pese a que hace cinco años, el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes denunció que éstos guardan intereses oscuros.

El contexto:

  • A través de un informe enviado al Congreso de Estados Unidos, el Departamento de Justicia reveló sólo en 2021 se gastaron 7 millones 871 mil dólares en “premios” para informantes secretos.
  • Para finales de este año se prevé una inversión de 13 millones 510 dólares por concepto de “gastos de investigación”, mientas que para 2023 la predicción apunta  a que se destinarán hasta 16 millones 086 mil dólares por dicho concepto.

Los detalles:

  • De acuerdo con Milenio, una auditoría y otros documentos federales, constataron que la DEA paulatinamente ha incrementado los recursos que se destinan al pago de “fuentes” que aportan información útil para poder confiscar tanto bienes como cuentas bancarias de narcotraficantes mexicanos.
  • Sin embargo, las citadas cifras languidecen contra los 12 mil 600 millones de dólares que un juez de distrito ordenó que le incautaran a Joaquín “El Chapo” Guzmán durante el llamado “Juicio del Siglo” celebrado en 2019 en Nueva York.
  • Ese dinero iría a parar al programa de Confiscación de Activos, el cual otorga los fondos para que la DEA pague sus “premios” a dichos informantes. El promedio anual del fondo de incautaciones es de cerca de 2 mil millones de dólares.
  • “Los pagos de premios a fuentes confidenciales son fundamentales para el cumplimiento de la misión principal de la DEA: interrumpir y desmantelar el narcotráfico. Los pagos de premios brindan un tremendo incentivo para que las personas ayuden en investigaciones de narcotráfico que resulten en la incautación y decomiso de activos relacionados con las drogas”, explicó el Departamento de Justicia de Estados Unidos en su justificación del presupuesto para 2023.
  • Hace cinco años, el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes detectó una serie de riesgos en el uso y pago de “espías”, pues mayormente suelen estar vinculados a actividades criminales, con la principal motivación de una compensación económica o lograr una sentencia penal reducida.
  • “En general, estos programas relacionados con la inteligencia se centran en obtener conocimiento de las actividades operativas de las organizaciones del tráfico de droga”, refirió la Cámara en un documento citado por Milenio.
  • Además, refirió que en ese momento, la DEA contaba con 18 mil informantes confidenciales y aunque no se precisó cuántos, se dijo que la agencia se exponía a caer en un potencial fraude, despilfarro y abuso de parte de las “fuentes”, entre otras irregularidades.
  • “La DEA no validó la credibilidad de las fuentes utilizadas para los programas de inteligencia, ni la precisión de la información que proporcionan.
  • “Documentación inadecuada y falta de controles internos junto con la amplia discreción utilizada por las oficinas de campo para determinar los montos de pago, son preocupantes porque aumentan el riesgo de fraude y abuso. Existe una necesidad de una supervisión más sólida para mitigar estos riesgos”, se expresó en la auditoría del Congreso.
Publicidad
Publicidad
Publicidad