FACEBOOK

VISTAS
28 de Mayo del 2019

Los reto-virales de AMLO

El desabasto de medicamentos se balancea entre dos de los grandes temas de la 4T: la corrupción y la austeridad
Así pasaron las cosas. López Obrador vetó a 3 empresas que proveen medicinas al gobierno federal Grupo Fármacos Especializados, S.A. de C.V. (Grufesa), Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipo Médico, S.A. de C.V. (Dimesa) y Farmacéuticos Maypo. Estas 3 grandes farmacéuticas vendieron al IMSS y al ISSSTE el 62% de todos los medicamentos que compraron durante 2018. Suma una cantidad de 34 mil 280 millones de pesos. Por lo tanto hay sospechas de corrupción y de prácticas monopólicas que la constitución prohíbe. Como en este gobierno para todo mal está la austeridad, ya están trabajando un nuevo modelo de compras que reduzca los precios y evite los monopolios de las farmacéuticas. Pero mientras eso sucede hubo desabasto en algunas entidades del país, principalmente faltaron los antirretrovirales. Son medicamentos para pacientes con el virus del VIH, y el costo es muy elevado. Por ejemplo el retroviral Atripla, que está dentro de la lista del Seguro Social tiene un costo de más de 16 mil pesos. La compra de medicamentos se planea un año antes, es decir, que lo que se surte ahora fue acordado en 2018. Entonces, no debería haber problema… pero lo hay. El gobierno, a través de Raquel Buenrostro que es Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda, dice que el desabasto puede ser consecuencia de una mala planeación. Y que puede solucionarse con compras urgentes. Cuando las compras se dan de esta manera el precio varía mucho. Mencionó el caso de un medicamento que subió de 40 pesos a 2,000 pesos. También dijo que otra de las razones es que las farmacéuticas se niegan a vender ciertos productos como una reacción al cambio del modelo de compra de medicamentos. Y además dice que el desabasto viene de parte del gobierno federal. El nuevo modelo del que se habla es el de las compras consolidadas que ya se aplica en otros países del mundo. Además no es exclusivo de las medicinas, sino aplicará para todas las compras del gobierno federal. “Las compra consolidada no es una ocurrencia sino es una forma de organizarse distinto, de hacer mejor las cosas, de ser más eficientes, reducir los costos y combatir la corrupción”, dijo Buenrostro. Permite a los compradores, en este caso las instituciones de gobierno, obtener las mejores condiciones en cuanto a calidad, precio y oportunidad. No suena mal, aunque para estos cambios de políticas siempre habrá afectados. Y Hacienda prevé que la migración al nuevo modelo sea en un máximo 5 años. Por lo pronto, el gobierno aseguró a través de sus canales oficiales que ya hay abasto del 100% de antirretrovirales en todo el país. Es una buena noticia para aquellos cuya vida depende de una medicina que no pueden costear, y quedan en medio de la crisis del desabasto.