5 de julio 2022

5 de mayo 2022

Política

Los negocios de Cabeza de Vaca en el futbol mexicano

Fútbol

Una investigación periodística reveló que la administración de Francisco García Cabeza de Vaca le asignó 50 mdp anuales al Grupo Orlegi Sports, operador del equipo de la Jaiba Brava en Tamaulipas, por medio de nueve dependencias

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

Una investigación periodística puso al descubierto que la administración de Francisco Javier García Cabeza de Vaca le asignó un presupuesto de 50 millones de pesos anuales al Grupo Orlegi Sports, operador del equipo de la Jaiba Brava en Tamaulipas.

¿Por qué importa?

  • No es la primera vez que se relaciona al gobierno de García Cabeza de Vaca con un equipo deportivo. En julio de 2021, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) denunció ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción un desfalco por 428 millones de pesos a través del club Correcaminos de la UAT.
  • Según las autoridades federales, el desvío de recursos públicos lo habrían operado 10 personas, entre las que se incluye al primo del gobernador, Víctor Hugo Guerra García, y su hermano Ismael García Cabeza de Vaca. La denuncia se presentó por los probables delitos de malversación de recursos públicos y actos de corrupción.
  • El gobernador García Cabeza de Vaca tiene vigente una orden de aprehensión en su contra que fue solicitada por la Fiscalía General de la República (FGR), que derivó en un judicio de desafuero y su respectiva solicitud de amparo por parte del tamaulipeco, señalado por presunta delincuencia organizada, lavado de dinero y defraudación fiscal.

El contexto:

  • Grupo Orlegi Sports, cuyo dueño es Alejandro Irarragorri, presidió desde 2018 el manejo de la Jaiba Brava del Tampico Madero, a través de la empresa con razón social TM Futbol Club SAPI de CV, dentro de la Liga Expansión MX.
  • Sin embargo, argumentando la falta de apoyo por parte de la iniciativa privada y en medio de disputas legales con su antiguo socio, Fernando San Román, Grupo Orlegui anunció el pasado 20 de abril que, tras seis años en el circuito, se suspendería la participación del equipo. La franquicia fue vendida al empresario tequilero, Arturo Lomelí y ahora jugará en La Paz, Baja California Sur.

Los detalles:

  • De acuerdo con el medio digital Elefante Blanco, el gobierno del panista Francisco García Cabeza de Vaca entregó 50 millones 047 mil pesos al año al equipo de la Jaiba Brava a través de nueve asignaciones directas.
  • El dinero público se dispersó bajo el concepto “servicio de promoción de imagen” en nueve depósitos realizados por siete secretarías (Educación, Desarrollo Económico, Bienestar Social, Desarrollo Urbano y Medio Ambiente), el Instituto del Deporte y la Coordinación de Comunicación Social.
  • En la asignación de recursos, cuyos montos van desde 3.2 hasta 6.4 millones de pesos, no se respetaron “los límites establecidos en el presupuesto de egresos”, que marcaba un máximo de 800 mil pesos para ese tipo de contrataciones.
  • Además, el monto total otorgado al Club Tampico-Madero representa el 50 por ciento del presupuesto que año con año designa el estado de Tamaulipas a la operación del deporte en la entidad.
  • El conjunto operado por Grupo Orlegi Sports también habría violado los estatutos de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) y la Liga MX, que, al no haber ascenso, designa 20 millones de pesos anuales para gastos de operación de los clubes y evitar que dependan de los presupuestos estatales.
  • Reportes periodísticos locales detallan que la relación entre Irarragorri y Cabeza de Vaca data de 2016, año en que el primero anunció la compra de una franquicia del futbol, al tiempo que el panista ganaría las elecciones en Tamaulipas. Inclusive, en plena precampaña, el propio Cabeza de Vaca reveló que él había convencido al empresario de llevar de vuelta a Tampico el futbol profesional.
  • Esta semana, la Sección Uno del Sindicato de Trabajadores Petroleros (STPRM), propietaria del Estadio Tamaulipas -sede de la Jaiba Brava- denunció que Grupo Orlegi no pagó renta por el uso del inmueble en los últimos seis años y que se benefició con las ganancias íntegras de la venta de cerveza, alimentos y publicidad.
  • Lo anterior debido a que entre las razones por las que Orlegi determinó vender la franquicia, además de la falta de interés de los empresarios de Tamaulipas, fueron los daños estructurales y la negativa del sindicato de invertir en la obra.
  • El acuerdo, refiere la Sección Uno del STPRM, era que parte de las ganancias se destinarían para mantenimiento y mejoras del inmueble, lo cual nunca sucedió. Además, un peritaje externo concluyó que los daños encontrados eran “mínimos y reparables”.
  • Elefante Blanco agregó que, en 2018, Orlegi recibió 472 mil 689 pesos de parte del ayuntamiento de Ciudad Madero, a cargo del también panista José Andrés Zorrilla Moreno, por concepto de publicidad estática y menciones en el sonido local.
Publicidad
Publicidad
Publicidad