20 de enero 2021

Política

Los militares participaron en Ayotzinapa: testigo de la FGR 

Según las declaraciones de un testigo protegido los estudiantes fueron asesinados y sus restos desaparecidos en un crematorio.

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

Un testigo protegido identificado como “Juan”, presunto líder de Guerreros Unidos, declaró ante la Fiscalía General de la República (FGR) que los 43 normalistas de Ayotzinapa fueron detenidos junto con un grupo de 30 de personas más en una operación conjunta de militares, policías y sicarios. 

¿Por qué es importante?

Con las declaraciones de “Juan”, presunto integrante del grupo criminal responsable de la desaparición de los jóvenes, se amplía la versión de cómo ocurrieron los hechos de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero. Según el testigo, un grupo de estudiantes fue interrogado en el 27 Batallón de Infantería para después ser entregados a los sicarios para su desaparición y aseguró que algunos de los interrogados fueron entregados muertos.

Detalles

•Con las declaraciones de “Juan”,  se ha logrado durante esta administración federal la detención del capitán José Martínez Crespo y la liberación de 17 órdenes de aprehensión más contra militares relacionados con los hechos.

•Dentro de las declaraciones dadas por el testigo protegido y que fueron publicadas por el Periódico Reforma, se señala que Martínez Crespo, quien sigue su proceso en la cárcel del Campo Militar Número 1, fungía como  operador de la detención de los normalistas. 

•Otra de las revelaciones que  “Juan” dió a la FGR en su declaración fue que en el evento del 26 y 27 de septiembre de 2014 no solo se ejecutaron a los estudiantes de Ayotzinapa sino también a integrantes de los grupos de Onésimo Marquina Chapa y de Isaac Navarrete Celis. 

•Además se dio a conocer que Guerreros Unidos fueron auxiliados por militares y policías para buscar a  los sicarios del grupo de Onésimo, jefe de un cártel rival que les adeudaba dinero, pero los sicarios rivales se mezclaron entre los estudiantes que hacían una protesta en Iguala.

•Tras la detención Guerreros Unidos, la Policía Estatal y el Ejército interrogaron a los jóvenes para saber quiénes eran los sujetos que venían en el grupo contrario.

•Después del interrogatorio procedieron a su desaparición, diluyendo cuerpos en ácido y sosa cáustica para verter restos líquidos por coladeras y el drenaje.

Publicidad
Publicidad
Publicidad