FACEBOOK

VISTAS
02 de Octubre del 2020

Los mercados reaccionan negativamente a contagio de Trump

Andrew Feldman, estratega electoral del Partido Demócrata, le dijo al portal Politico que el contagio “es la peor pesadilla para el equipo de campaña de Trump”.
El contagio de Covid-19 del presidente Donald Trump está añadiendo más incertidumbre a un proceso electoral que, de acuerdo a la estimación base de los mercados, estará marcado por la turbulencia de una contienda que se podría resolver en la Suprema Corte, el Congreso, o, en el peor de los escenarios considerados, en las calles. Andrew Feldman, estratega electoral del Partido Demócrata, le dijo al portal Politico que el contagio “es la peor pesadilla para el equipo de campaña de Trump”. A pesar de que la Casa Blanca ha informado que el presidente presenta síntomas leves y que está realizando sus actividades diarias de manera aislada, el contagio agrega más ansiedad para aquellos agentes económicos y políticos que coinciden en que lo único predecible respecto al resultado del 3 de noviembre es que esta elección será diferente, en el sentido de que no transitará sin algún tipo de shock. Este argumento, que fue tomado de una nota para clientes realizado por la firma de inversión BMO Capital Markets después del primer debate presidencial, se volvió tangible cuando el presidente Trump confirmó que resultó positivo a Covid-19. Los mercados reaccionaron de manera negativa; los inversionistas buscaron los activos usuales de resguardo: bonos del Tesoro, dólares y oro. La mayoría de los índices accionarios de referencia presentaron pérdidas: el Nasdaq cayó 1 por ciento en las primeras horas posteriores a la noticia del contagio y el IPC dela Bolsa Mexicana de Valores replicó esta tendencia con una caída de XXX por ciento. El peso, un activo muy voluble frente al sentimiento global de riesgo, perdía 1.86 por ciento de su valor frente al dólar hacia el mediodía, alcanzando una cotización de 21.66 unidades. El consenso de analistas coincide en que el diagnóstico del presidente Trump es un cruel recordatorio para los mercados de que la economía global no es inmune al SARS CoV-2 y que, pese a la percepción de un regreso gradual de la actividad, los rebrotes de Estados Unidos y Europa han puesto en perspectiva el optimismo artificial de los inversionistas. Entre la clase política estadounidense, el contagio de Trump es entendido como un regreso del Covid-19 a los lugares más prominentes y visibles de la agenda pública. Prueba de ello es que los mercados han cambiado su percepción sobre la recuperación de la actividad: el sector de aerolíneas en el S&P 500 se desplomó 3 por ciento después del anuncio que hizo anoche el presidente de Estados Unidos. A 32 días de la elección, el contagio de Trump ha movido, una vez más, un tablero político cuyas ramificaciones e iteraciones no terminan de ser entendidas.