21 de enero 2021

Política

Los generales cambian de discurso sobre el caso Ayotzinapa

A siete años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, continúan las contradicciones sobre la posible participación de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional en el caso.

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

El general Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional, ha insistido de manera pública que las Fuerzas Armadas colaborarán en la medida más amplia posible con la investigación de la Fiscalía General de la República respecto a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Esta postura contrasta con la actitud de bloqueo institucional impuesta por su predecesor y ex superior jerárquico, el general Salvador Cienfuegos.

Las contradicciones respecto a la participación de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, siguen dando de qué hablar, pues mientras el Secretario de Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, raseuró que el caso Iguala dañe la imagen del Ejército,  en 2015 el ahora ex titular de  Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos aseguró lo contrario. 

¿Por qué es importante?

En un momento de crecientes cuestionamientos sobre el rol cada vez más relevante de las Fuerzas Armadas en la vida pública civil, el general Sandoval pretende aislar al Ejército de las acusaciones del posible involucramiento de los militares en el caso Ayotzinapa.

En la administración de Enrique Peña Nieto las autoridades de la Sedena rechazaron la posibilidad que los órganos investigadores entrevistaran a elementos del Ejército sobre su participación en el caso Ayotzinapa. Esto fue ratificado en una inusual entrevista que el general Salvador Cienfuegos concedió a Noticieros Televisa.

Sin embargo, el actual general secretario aseguró que si algún elementos castrenses cometieron algún error en el cumplimiento de su deber, deben responder por sus actos. 

Detalles: 

•Un testigo de la FGR que dice ser miembro del cártel Guerreros Unidos aseguró que los 43 normalistas de Ayotzinapa y 30 personas más fueron detenidos en una operación conjunta en la que participaron militares, policías y sicarios. 

•Al darse a conocer estas declaraciones,  el secretario de Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, negó que el caso Iguala está dañando la imagen del Ejército, pero accedió a que se sancione a los elementos que en el cumplimiento de su deber cometieron errores. 

•Caso contrario fueron las declaraciones dadas por el ex titular de la Sedena en 2015, Salvador Cienfuegos. En entrevista para Noticieros Televisa, aseguró que no permitiría que se interrogará a sus soldados pues no habían cometido ningún tipo de delito. 

•En dicha entrevista, Cienfuegos dijo que desde 2014, cuando ocurrieron los hechos en Iguala, Guerrero, hasta el 2015 se habían entrevistado a casi 50 soldados  por parte de la PGR, sin tener ningún tipo de señalamiento. 

•El ex funcionario sostuvo que el 26 de septiembre de 2014 los militares estuvieron atendiendo un accidente de una pipa que se volteó, y que regresaron al cuartel esa misma noche, por lo que descartó su participación en la desaparición de los normalistas. 

•No obstante, de acuerdo a las declaraciones dadas por el testigo de la FGR, el 27 Batallón de Infantería, en Iguala, Guerrero,  interrogó al grupo de normalistas y luego lo entregó a miembros de Guerreros Unidos para su desaparición. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad