10 de agosto 2022

31 de marzo 2022

Política

Los cuestionamientos de corrupción del Tren Maya

El Órgano Interno de Control del Fonatur está investigando por qué el ex director de esta dependencia, Rogelio Jiménez Pons, ordenó la condonación de 62.9 millones de pesos al Grupo Aeroportuario del Sureste

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

A casi tres meses de la destitución del titular del Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, el Órgano Interno de Control de esta dependencia inició una investigación respecto a por qué condonaron 62.9 millones de pesos al Grupo Aeroportuario del Sureste (ASUR).

¿Por qué importa?

El Tren Maya ha enfrentado fuertes cuestionamientos de presunta corrupción, desde dentro y fuera del gobierno. Un mes antes de ser destituido, Jiménez Pons avaló la compra de un terreno por 1,823 millones de pesos en Cancún sin la autorización del consejo de administración del Fonatur.

El contexto:

  • El 11 de enero y pese a que había dicho que no habría más movimientos en su gabinete, el presidente López Obrador anunció que Javier May (ex titular de la Secretaría de Bienestar) asumiría la dirección general del Fonatur, encargada de la construcción del Tren Maya.
  • De acuerdo con Reforma, en octubre de 2020 y sin contar con las facultades necesarias, el entonces director jurídico del Fonatur, Alejandro Varela Arellano (hombre de confianza de Jiménez Pons), firmó un convenio con ASUR para la devolución de dos predios que había adquirido en 2009.

Los detalles:

  • Los terrenos, ubicados en la Bahía “El Órgano” en Bahías de Huatulco, Oaxaca, fueron vendidos en 2009 por Fonatur a Grupo ASUR, compañía que encabeza Fernando Chico Pardo, con la condición de construir inmuebles turísticos en una superficie total de 130.3 hectáreas.
  • Sin embargo, Grupo ASUR no cumplió con lo acordado en el contrato, por lo que acarreó penalidades por 62.9 millones de pesos (hasta agosto de 2020); aun así, el Fondo le restituyó los 286.3 millones de pesos que había desembolsado y le perdonó las multas a través de un convenido transaccional firmado por Alejandro Varela.
  • Aunque como representante jurídico, Varela Arellano contaba con un poder para actos de dominio, tendría que haberlo ejercido de manera mancomunada con otro apoderado del fideicomiso. Además, estaba obligado a enterar al Comité Técnico por medio de un litigio para demandar el pago, lo cual -en ambos casos- no sucedió.
  • Por esa razón, José María Castillo Madrigal, nuevo subdirector Jurídico del Fonatur, denunció la condonación de la deuda ante el Órgano Interno de Control, a través de un oficio fechado al 16 de marzo de 2022.
  • “En razón de que no se localizó entre la documentación que integra el expediente señalado documento o constancia de la que se advierta el conocimiento, participación o autorización del Comité Técnico de Fonatur, en cumplimiento a sus funciones como Órgano de Gobierno, es que se hacen del conocimiento de ese Órgano Interno de Control, para que inicie las acciones de investigación correspondientes, en su caso, a presuntas responsabilidades y faltas administrativas cometidas por servidores públicos”, se lee en el escrito recabado por Reforma.
  • Tras la serie de irregularidades que han salido a la luz desde que Javier May llegó al Fonatur, su oficina ordenó que a partir del 7 de marzo se suspendieran todas las operaciones de venta, arrendamiento o contratación de bienes y servicios para ser sometidas a revisión y, en todo caso, aprobación del propio Comité Técnico.
Publicidad
Publicidad
Publicidad