FACEBOOK

VISTAS
22 de Marzo del 2019

Los controversiales comentarios de Jesusa Rodríguez

Jesusa Rodríguez no es una senadora común y ordinaria. Un repaso de sus comentarios más polémicos dan cuenta de ello
La senadora por Morena se apropió por primera vez del foco mediático cuando durante el día internacional de la mujer subió un video en twitter en donde dirigió una felicitación a las hembras de todas las especies. El comentario que le causó los titulares en la prensa fue cuando reconoció que “todas las hembras de todas las especies merecen vivir y son iguales a los humanos”. Esto corresponde con la corriente antiespecista, que ella defiende, la cual dice que todos los seres vivos somos iguales, y que el ser humano no tiene derecho de explotar a los animales en beneficio propio. Ante las reacciones por su declaración de que las vacas, puercas y burras son iguales a los humanos; la senadora replicó con otro video en donde sustenta su comentario con una investigación de Cambridge. Ésta dice que todos los seres vivos tenemos conciencia, y finaliza apuntando que “incluso los opinadores de televisión, aunque a veces no lo parezca”. Lo que siguió dolió un poco más, y es que la senadora se metió con la comida favorita de los mexicanos, los tacos. Durante la celebración del inicio de la conquista de Tenochtitlán, Jesusa Rodríguez señaló que cada vez que se comen tacos de carnitas se está festejando la caída de la Gran Imperio Mexica. Resaltó que la conquista trajo la religión católica que fue impuesta a los nativos a sangre y fuego. Finalmente sus dos últimas puntadas ocurrieron durante el foro #marihuanamexico en donde se debatió sobre la legalización de la planta. Aquí Jesusa Rodríguez dijo que el clítoris tiene 20 años de haber ser sido estudiado por una uróloga australiana, y así mismo pasa con la marihuana sobre la cual hay mucha desinformación. También añadió en otra pregunta sobre la adicción a los azúcares, y afirmó que las galletas oreo son lo más adictivo que existe en este momento en el planeta, y está diseñado para que los niños sean adictos para toda su vida.