FACEBOOK

VISTAS
11 de Octubre del 2018

Los contratos de Mauricio

Mauricio Fernández Garza, alcalde de San Pedro Garza García, está incurriendo en un conflicto de interés de proporciones monumentales. El cabildo que él mismo preside podría aprobar contratos de comodato que beneficiarían a una de sus empresas con una cláusula de indemnización de 500 millones de pesos
Mauricio Fernández Garza se está tomando atribuciones que no le corresponden. A 20 días de que termine  su mandato como alcalde de San Pedro Garza García, el cabildo que él mismo preside pretende aprobar tres contratos de comodato en los términos que establece la empresa “Mauricio y Norma Fernández Sociedad Anónima Promotora de Inversión de Capital Variable”, de la que el hijo del presidente municipal es el apoderado legal. Se trata de contratos a modo relacionados con un proyecto personal de Mauricio Fernández: la construcción de los museos de La Milarca, de Arte Popular y del Cretácico de Vallecillo. El conflicto de interés se vuelve evidente a la luz de una cláusula de indemnización que podría costarle alrededor de 500 millones de pesos al municipio en caso de que la empresa del alcalde considere que se ha incumplido el contrato. La construcción de los museos se ha vuelto un punto de tensión entre el alcalde en funciones y el alcalde electo, Miguel Treviño, el independiente que terminará con casi tres décadas de administraciones panistas. El cabildo de San Pedro ha aprobado todo lo que ha pedido Mauricio Fernández. Primero, se ratificó a la novia del alcalde, Aleyda Ortega, como directora del patronato de los museos, aún y cuando se aceptó que se trataba de una simulación porque quién estaba propuesta originalmente para el cargo está inhabilitada por ley. Segundo, se aprobó una licencia de alcoholes para que los museos, que en teoría se pensaron como espacios públicos, puedan ser rentados para eventos privados. Tercero, y esto lo más grave, se aprobó un presupuesto de 304 millones de pesos para la construcción de las obras. El alcalde en funciones había dicho que los contratos de comodato no incluirían cláusulas de indemnización. Sin embargo, Fernández Garza fue exhibido cuando Miguel Treviño publicó el anteproyecto de los contratos de comodato. En caso de que se aprueben, el municipio de San Pedro estará obligado a pagar el 25 por ciento del valor de un acervo cultural de 107 millones de dólares si el ayuntamiento decide cancelar, revocar o suspender el proyecto de los museos. La cifra de indemnización no es definitiva, puesto que el contrato estipula que el avalúo se realizará en los términos que establezca un profesional que escoja la empresa Mauricio y Norma Fernández SAPI de CV. Por si fuera poco, los contratos de comodato incluyen una cláusula adicional de penalización que podría abarcar la transferencia del equivalente al 100 por ciento del importe total de obra pública para museos y jardines del municipio a favor de la empresa del alcalde. Estamos hablando de una cifra de 150 a 220 millones de pesos. Mauricio Fernández Garza Sada es miembro de una de las familias empresariales más prominentes y acaudaladas de México. Eso no evitó que haya incurrido en un conflicto de interés de proporciones monumentales.