FACEBOOK

VISTAS
03 de Junio del 2019

Los 4 Pendientes de Alfonso Romo

Alfonso Romo admite que al gobierno de Andrés Manuel López Obrador se le pasó la mano con la austeridad. Y aunque esa no es su única preocupación, se muestra optimista sobre el futuro económico del país. De hecho, reafirmó su apuesta de 100 a 1 de que no habrá recesión este año

Alfonso Romo juega 100 a 1 a que no habrá recesión este año. El Jefe de la Oficina de la Presidencia redobló su apuesta en el Foro Internacional IMEF 2019 en Monterrey.

Se mostró optimista, pero también hay cosas que le preocupan.

1. Austeridad y gasto público

Romo volvió a lanzar una crítica sutil a la política fiscal que se implementa en toda la administración de Andrés Manuel López Obrador. Dijo que “se les pasó la mano con la austeridad”, pero que en septiembre habrá condiciones para acelerar la economía.

2. Crecimiento económico

Esto va ligado a la austeridad. El gasto público en infraestructura cerró el primer trimestre del año en el nivel más bajo para cualquier trimestre desde que se tiene registro. Este recorte se vio reflejado en que el Banco de México redujo la expectativa de crecimiento económico para 2019 a 1.3 por ciento.

¿Y qué dijo el jefe de la Oficina de la Presidencia respecto a esto? Que el apretón fue durísimo, pero que próximamente estarán pasando a reactivar el gasto público como instrumento de estímulo a la actividad económica, respetando siempre los objetivos de la política responsabilidad fiscal.

Aseguró que “al estar viviendo una restricción fiscal, como la de este gobierno, que todos promovían, pero no la habían vivido, junto con una política monetaria tan restrictiva, con tasas reales muy altas, son camisas de fuerza que nos afectan en corto plazo, pero si lo sanamos, que es la intención, no tengo duda que tendremos un mucho mejor futuro”.

3. Pemex

Alfonso Romo dijo que la empresa más importante del país está en proceso de operar  una intervención urgente y que “es una obligación del Estado salvar a Pemex y si no salvamos a Pemex entonces sí vamos a en trar en problemas”.

Si no fuera por el respaldo del gobierno federal, esta compañía tendría una calificación crediticia equivalente a la de Petróleos de Venezuela; lo que implica que existe un riesgo de que se contamine el resto de la deuda soberana.

Pero Poncho Romo ve otro problema. Dijo que la fuerte caída en el sector minero y petrolero le está restando cinco puntos decimales al crecimiento del PIB. Esto es un problema heredado que el país enfrenta desde finales del 2014.

4. La apuesta final

Y al final, Alfonso Romo recordó su apuesta: “si esto empieza a caminar, como lo hará, el crecimiento viene mucho más fuerte a futuro. Por eso es que dije que apuesto 100 a 1 que no va a haber recesión, al contrario, yo creo que esto va a empezar a cambiar hacia un mayor crecimiento”.