5 de julio 2022

29 de abril 2022

Política

Los 13.9 millones de Samuel

Nuevo León

El ingreso mensual de Samuel García por su cargo de gobernador y otros negocios ronda los 13.9 millones de pesos, calculó el INE, que propuso imponerle una multa de 448 mil pesos por haber violado el artículo 15 de la ley electoral

Por Bernhard Buntru

COMPARTE ESTA HISTORIA

Las polémicas declaraciones del ahora gobernador de Nuevo León, comienzan a tener cada vez más sentido. Y es que Samuel García percibe, cada mes, 13 millones 900 mil pesos aproximadamente.

Esto de acuerdo con la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral, que realizó una análisis sobre la capacidad económica del mandatario estatal durante la investigación sobre las aportaciones ilegales que recibió su campaña electoral el verano pasado; una investigación que se traduciría en una multa de apenas cuatrocientos cuarenta y ocho mil pesos para el gobernador de Nuevo León, por haber tenido conocimiento
de una triangulación ilegal de 14.2 millones de pesos realizada por tres de sus familiares directos, a favor de su campaña por la gubernatura. Esto con el objetivo de ocultar ese dinero de las autoridades fiscalizadoras.

Solo que la sanción estipulada por el INE, así como el análisis realizado por la Unidad Técnica Fiscalizadora sobre la capacidad económica del mandatario, destacan por tres razones.

La primera es que, de acuerdo con el Tribunal Electoral del Poder Judicial, Samuel García fue responsable, junto con su partido Movimiento Ciudadano, de la aportación ilegal de 14.2 millones de pesos a su campaña electoral.

Es decir, correposables de violar el artículo 15 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, la misma falta que hoy tiene al ex gobernador Jaime Rodríguez “El Bronco” tras las rejas, pero que a García solo le resultaría en una multa equivalente al 3.2 por ciento de sus ingresos mensuales, según el estimado que realizaron las propias autoridades electorales.

En realidad, quien absorberá casi la totalidad de la sanción será el partido Movimiento Ciudadano.

Y es que por dicha infracción tendrá que desembolsar 28 millones de pesos, que a final de cuentas, provienen del financiamiento público que todos le aportamos.

Pues, cabe señalar, el Instituto Nacional Electoral solo tiene la facultad para sugerir sanciones económicas acorde a lo estipulado por la propia ley.

Cualquier sanción penal sería competencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que en lugar de tomar una decisión respecto al caso, prefirió pasarle la bolita al INE, donde al menos una consejera manifestó que la multa planteada era demasiado baja.

La segunda razón es el cálculo de la capacidad económica realizado por la Unidad Técnica de Fiscalización del INE.

De acuerdo con los auditores electorales, Samuel García tiene ingresos mensuales que rondan los 13.9 millones de pesos, producto de su cargo en el Gobierno, así como de otros negocios; negocios que habían sido cuestionados por la Unidad de Inteligencia Financiera en tiempos de Santiago Nieto, en una amplia investigación por presunto lavado de dinero y evasión fiscal y cuya carpeta nunca fue judicializada por la Fiscalía General de la República de Alejandro Gertz Manero.

El escrutinio se terminó el día después de que Samuel García se reunió con el presidente López Obrador en Palacio Nacional.

Salvador Camarena, periodista que publica en el diario español El País, incluso ha sugerido que todo se trató de una operación de Presidencia.

La tercera razón gira en torno a los ingresos del gobernador y la creación de cuatro empresas de su propiedad, apenas dos semanas antes de ocupar el cargo de gobernador de Nuevo León, y en las que sus padres y hermanos fueron inscritos como socios.

Y es que, si en efecto Samuel García gana casi 14 millones de pesos al mes producto de su trabajo como funcionario público y de sus otros negocios, ¿por qué habría de crear cuatro empresas del ramo inmobiliario y de construcción justo antes de entrar en funciones?

Empresas que, por cierto, no incluyó en su declaración patrimonial y en las cuales registró como accionistas a tres empresas que fueron investigadas por la Unidad de Inteligencia Financiera por presunta evasión fiscal y lavado de dinero.

En conjunto, el desarrollo del caso presenta nuevos retos judiciales para el gobernador de Nuevo León, puesto que el Tribunal Electoral tendrá que resolver si Samuel García incurrió en una falta penal al violar el artículo 15 de la ley electoral, la misma falta por la que hoy Jaime Rodríguez “El Bronco” está siendo procesado con todo el peso de la ley.

Mientras tanto, el castigo que el INE cree meritorio que reciba el gobernador de Nuevo León, García lo podrá pagar con los ingresos que percibe en un solo día. Y si por alguna extraña razón el gobernador no la puede pagar, ya sabe muy bien qué tiene que hacer.

Publicidad
Publicidad
Publicidad