FACEBOOK

VISTAS
25 de Octubre del 2019

¿Logrará el Insabi lo que no hizo el Seguro Popular?

En la Cámara de Diputados se aprobó, en lo particular, la creación del Instituto de Salud para el Bienestar, o el que será mejor conocido como, Insabi. Este vendrá a suplir al Seguro Popular, la apuesta de los gobiernos anteriores para brindar servicios de salud a todos los mexicanos.
Para la aprobación del Insabi se van a reformar, adicionar y derogar disposiciones de la Ley General de Salud y de la Ley de los Institutos Nacionales de Salud. En esencia, los programas persiguen el mismo fin: satisfacer las necesidades de salud de aquellos mexicanos y mexicanas que no tienen ningún tipo de seguro social. Pero en la práctica su estrategia para cumplir con el objetivo es distinta y eso es lo que vamos a repasar en los siguientes párrafos. De entrada la promesa del gobierno federal es muy ambiciosa: 
“El compromiso que estoy haciendo es que vamos a tener un sistema de salud como el que tienen en Dinamarca, como el que tienen en Canadá, porque no es un problema de presupuesto, es un problema de corrupción", dijo Andrés Manuel López Obrador.
El Insabi pretende cubrir las carencias del Seguro Popular, que según las estimaciones dejó a 20 millones de mexicanos fuera del programa. Para lograrlo apostarán por incrementar su presencia en los estados.  Cada entidad firmará un acuerdo con la Secretaría de Salud para comprometerse a aportar los recursos con que operará el Instituto. Y cómo ya estarás pensando, uno de los principales cuestionamientos al proyecto es la garantía de que los estados paguen. Por esto se levantó una reserva durante el debate en la Cámara de Diputados donde se definió que van a sancionar a aquellos estados  que no cumplan con sus aportaciones. Otras de las reservas es que el Insabi deberá presentar un informe de cobertura universal a los 3 años de su arranque. Además de los recursos provenientes de los estados, el Insabi funcionará con el presupuesto del Seguro Popular y con 40 mil millones de pesos del Fondo de Salud para el Bienestar. Otro de los cambios planteados es que el Insabi se creará como un organismo descentralizado de la Administración Pública Federal. Esto lo dota de autonomía. El Cuadro Básico de Insumos será suplido por un Compendio Nacional de Insumos. También se promete que los beneficiarios no tendrán que cubrir con ningún tipo de cuota de recuperación o costo, así se garantiza que reciban los servicios sin discriminación alguna.