FACEBOOK

VISTAS
15 de Abril del 2020

Levanting Global Servicios: el contratista fantasma del IMSS

Una misteriosa compañía de servicios petroleros basada en Houston prometió entregar 2,500 ventiladores al IMSS. Obtuvo un contrato de 93 mdd en un proceso de adjudicación directa, en gran medida porque se hizo pasar por el representante de la firma china Beijing Aeonmed Co. Sin embargo, esto podría ser una fachada.
Levanting Global Servicios es la compañía que está al centro del primer escándalo mexicano del Covid-19. Obtuvo un contrato por adjudicación directa de 93 millones de dólares para vender 2,500 ventiladores médicos de IMSS. Código Magenta documentó que esta empresa cotizó un modelo de equipo médico siete veces más caro que el precio de mercado. Sin embargo, éste no es el único problema de esta misteriosa empresa basada en Houston Texas. Levanting Global Servicios se presentó ante el IMSS como el representante mexicano de la firma china de equipo médico, Beijing Aeonmed Co. No obstante, esta compañía no reconoce a Levanting Global Servicios y dijo desconocer un pedido de 2,500 ventiladores para el mercado mexicano, según un reporte de la agencia Bloomberg. El pedido de Levanting Global Servicios está fuera de proporción, considerando que el gobierno chino asegura que su capacidad total de producción de ventiladores médicos es de 2,200 unidades al mes. Bloomberg pone en tela de juicio que se construyan 2,500 unidades para un solo cliente en México, considerando que la demanda global de ventiladores está en su punto más alto debido a qué hay una escasez de estos equipos incluso en Europa y Estados Unidos. Esto se suma a las dudas que ya existían sobre el hecho de que Levanting Global Servicios no es conocido en la comunidad Biomédica, a que es una compañía que se ha dedicado exclusivamente a servicios petroleros y a que su dueño, Baldemar Pérez Ríos, fue sentenciado por fraude bursátil en Estados Unidos. El 27 de marzo, el presidente Andrés Manuel López Obrador aprobó la modalidad de adjudicaciones directas para el sector salud para enfrentar la pandemia del Covid-19. Un día después, el 28 de marzo, el IMSS inició el proceso de investigación de mercado para la compra de ventiladores y contactó a 34 empresas diferentes. Casualmente, para entonces, Levanting Global ya tenía lista la cotización de 3,000 equipos. Dos días después, se le adjudicó el contrato de 93 millones de dólares. Zoe Robledo, titular del IMSS, ha sido claro en que no se ha pagado ni un peso a esta compañía dado que no se ha entregado el equipo ni la fianza. La realidad es que el IMSS enfrenta un fuerte déficit de ventiladores médicos. Existen poco más de cinco mil unidades en todo el país, las cuales cubren sólo la mitad de la demanda de cuidados intensivos por Covid-19 esperada por el gobierno federal. Y , a juzgar por la información revelada por Bloomberg, todo indica que Levanting Global Servicios lo va a dejar esperando.