FACEBOOK

VISTAS
11 de Mayo del 2020

Las 'malditas' redes sociales

Al ganar las elecciones de 2018, el presidente López Obrador agradeció a las ‘benditas redes sociales’. Pero hoy su discurso ya no es el mismo.
De calificar a las redes sociales como “benditas” en repetidas ocasiones durante los últimos dos años, el presidente Andrés Manuel López Obrador ahora centra sus sospechas en ellas. En los comicios de 2018, López Obrador invirtió un 4 por ciento de sus gastos de campaña en publicidad en línea, de acuerdo con datos del Instituto Nacional Electoral. El apoyo que gozaba en plataformas como Facebook y Twitter era evidente. Una legión de usuarios, reunidos bajo el hashtag #RedAMLOve, se desempeñaba como el brazo electoral digital del tabasqueño. Pero no todos los usuarios detrás de esos comentarios de aliento eran personas reales. Durante la campaña por la presidencia, análisis hechos por Twitteraudit revelaron que López Obrador se encontraba entre los cinco candidatos con más seguidores sospechosos.
 Todos registraban bots, no solo el morenista. Varias veces, el excandidato Ricardo Anaya denunció el uso de bots en la campaña de su principal oponente. Asimismo, Eduardo Aguilar, en ese entonces representante del PAN ante el INE, fue más preciso y acusó a Morena de haber gastado 300 millones de pesos en cuentas automatizadas. Pero de ese lejano 2018 a nuestros días, el discurso del presidente ha ido cambiando. “O sea, también las benditas redes sociales tienen su pecadillo pues, a veces”, dijo recientemente durante la conferencia mañanera. Se refería al creciente número de comentarios críticos hacia su gobierno que se aprecian en las redes sociales. El presidente dijo el 6 de mayo que le exigiría a Facebook y a Twitter un informe para saber quiénes manejan las redes de bots que lo atacan día con día. “En Estados Unidos se informa cuánto gastan los partidos, los candidatos en sus campañas en Twitter, sus campañas en Face. Todo se transparenta diariamente”, señaló en un tono de molestia. Además, arremetió contra columnistas y prácticamente acusó a todos de operar en su contra. “Hay cadenas ya. Lanza un columnista algo y le sigue otro. Por acá un agente de la academia, un artista. Y ahí se va”, explicó. “Y luego entran ya los robots”. El mandatario aseguró que todo esto es comprobable. “No estoy inventando nada”, dijo. Y sí, es cierto. Desde hace tiempo los bots inundan las redes y definen los trending topics. Así lo demuestra un estudio de Signa Lab, del ITESO, el cual pone en evidencia las disputas por el control de la narrativas políticas en Twitter, Facebook e Instagram. Pero la verdad es que las cuentas automatizadas no son sólo de la oposición. De acuerdo con un reporte de auditoría a través de la herramienta Twitteraudit, el 26 por ciento de los seguidores de López Obrador son falsos. El informe revela que las relaciones de usuarios con hashtags utilizados para apoyar al presidente está compuesta por 35 mil 253 nodos, 74 mil 425 aristas y 8 mil 814 comunidades. Por nodos se refieren a usuarios; aristas a interacciones y comunidades a grupos de nodos que interacciones entre sí. En cambio, las etiquetas usadas para criticar a su administración, muestran una relación de 109 mil 625 nodos, 343 mil 459 aristas y 282 comunidades. Todo esto, con un objetivo primordial: dominar la narrativa en redes e influir en la opinión pública. Pero entonces, las redes sociales, ¿son benditas o son malditas? Eso depende del bot con que se miren.