FACEBOOK

VISTAS
21 de Julio del 2020

Las 20 nuevas armas contra factureras

El gobierno de la 4T acaba de sumar a su arsenal 20 nuevas herramientas para luchar contra uno de sus principales enemigos: la evasión fiscal. ¿Quieres saber cuáles son?
Si existe un frente en el que el gobierno de la Cuarta Transformación va a paso firme es en la batalla contra los defraudadores al fisco. Y es que este lunes se anunció una ampliación del 10 por ciento en el número de causales para cancelar sellos digitales a empresas. Así, los motivos por los cuales el Servicio de Administración Tributaria (SAT) puede retirarle estos sellos a una compañía, y de esta manera impedirle operar, se incrementó de 200 a 220. Entre las nuevas causales están la omisión de una declaración anual después de un mes o de dos o más declaraciones mensuales. También que el SAT no ubique al contribuyente o que éste desaparezca durante un procedimiento de comprobación, como podría ser una auditoría, una visita domiciliaria o una revisión electrónica. Otros motivos son desocupar el domicilio fiscal sin avisar al fisco o que este lo ignore, detectar facturas que amparan operaciones inexistentes o ilícitas, o que el contribuyente no las haya desvirtuado. Asimismo, que el contribuyente no cuente con los activos para producir o prestar los servicios que amparen sus comprobantes, o que el SAT detecte que la empresa no tiene el personal para producir los bienes o prestar los servicios que amparen sus facturas o si no cuenta con la infraestructura para ello. Pero eso no es todo. El SAT también podrá clausurar un negocio si su Registro Federal del Contribuyentes incumple supuestos del Artículo 10 del Código Fiscal de la Federación, como lo son designar un domicilio fiscal distinto o ficticio, cuando estime que sus ingresos declarados no concuerdan con los de sus facturas o cuando se detectan datos incorrectos en el Buzón Tributario. Antes del inicio del actual gobierno federal, ese tipo de irregularidades eran sancionadas de manera administrativa, pero no se les cancelaban los sellos a las empresas.