FACEBOOK

VISTAS
08 de Octubre del 2019

La vacante en la corte

Tras la renuncia de Eduardo Medina Mora como ministro de la corte, la duda es ¿quién ocupará su vacante? Aunque la ley establece paso a paso cómo nombrar a un ministro, algunos aseguran que el proceso no es equilibrado y no garantiza el contrapeso que corresponde al poder judicial.
Veamos primero, ¿cómo se designa un ministro? Te dejamos una gráfica para que no te pierdas, y vamos paso a paso:
  • El presidente de la república nombra a 3 aspirantes.
  • Los 3 pasan a algo así como una “entrevista de trabajo”, en el Senado de la República. Ahí los interrogan y generan un reporte sobre su competencia para ocupar el puesto.
  • Los aspirantes exponen sus motivos para ganarse el título.
  • Después, los senadores votan por su favorito. Y el que obtenga dos terceras partes de los votos se queda con la vacante.
Claro, este es el escenario ideal. Pero también hay otros escenarios:
  • Que el presidente lo designe: si pasan 30 días y los senadores no se ponen de acuerdo, entonces el presidente decide quién ocupa el puesto.
  • Que pasen a segunda ronda: si el senado rechaza a todos los candidatos propuestos, el presidente crea una segunda ronda. Y si estos (de nuevo) son rechazados, el titular del ejecutivo decide quién será el nuevo ministro.
¿Pudiste notar que, si en el Senado no se ponen de acuerdo, hay alguien tiene bastante peso en la decisión? Pero este proceso no es nuevo , se ha hecho así desde la última década del siglo XX. Aunque no por eso quiere decir todos estén de acuerdo con este método. Por eso, desde el año pasado más de 150 miembros de la Sociedad Civil firmaron una carta donde, entre otras cosas, piden que se cambie el mecanismo y que se hagan nombramientos libres. Exigen que el proceso sea más transparente y que se fortalezca la autonomía e independencia judicial. En 2008 ya se intentó reformar el mecanismo de designación de ministros. Se propuso eliminar la participación del ejecutivo, y que la decisión la tome el poder legislativo. Sin embargo esa propuesta no avanzó y hasta ahora, el mecanismo sigue siendo el mismo. ¿Ya será momento de replantearlo?