7 de agosto 2022

2 de febrero 2022

Política

La resurrección de Cabeza de Vaca

A la par de que está mejorando la perspectiva electoral del secretario de Gobierno de Tamaulipas, César Verástegui, un juez desechó un caso contra un empresario acusado de lavar dinero a favor de Francisco García Cabeza de Vaca

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

El Juez Octavo de Distrito con sede en Ciudad Victoria, Faustino Gutiérrez Pérez, concluyó que la FGR no aportó datos de prueba que demuestren que el empresario Juan Francisco Tamez Arellano haya incurrido en lavado de dinero a favor del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca.

¿Por qué importa?

  • En julio del año pasado, el empresario Baltazar Higinio Reséndez Cantú fue vinculado a proceso e ingresado al penal de El Altiplano, acusado de los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.
  • De acuerdo con Reforma, la tesis de la Fiscalía General de la República (FGR) es que Reséndez Cantú recibió al menos cinco contratos por 138 millones 939 mil 168 pesos, a través de dos de sus empresas.

El contexto:

  • Entre 2020 y 2021, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) presentó al menos cuatro denuncias en contra de García Cabeza de Vaca ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) y en la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, por presunto enriquecimiento ilícito.
  • Además, la dependencia adscrita a la Secretaría de Hacienda tiene una investigación abierta en contra del mandatario por presuntamente recibir sobornos para aprobar la Reforma Energética, luego de ser señalado por Emilio Lozoya.
  • La orden de aprehensión en contra de Tamez Arellano fue girada por el juez de control Iván Aarón Zeferín Hernández, el 18 de mayo de 2021, quien también solicitó la captura de Cabeza de Vaca, pero la cual sigue suspendida.

Los detalles:

  • Según reportes periodísticos, entre marzo y abril de 2018, Baltazar Reséndez trianguló la cantidad de 33.5 millones a Tamez Arellano como concepto de pago por la adquisición de un inmueble.
  • Al siguiente año, la empresa T Seis Doce -de la que Juan Francisco Tamez es accionista mayoritario y representante legal- le compró al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca un departamento ubicado en Bosques de Santa Fe (Ciudad de México) por un monto de 42.1 millones de pesos.
  • En la solicitud de desafuero en contra del panista, la UIF menciona tanto a T Seis Doce como a las empresas Inmobiliaria RC Tamaulipas SA de CV y Barca de Reynosa SA de CV (propiedad de Reséndez Cantú), las cuales sirvieron para “echar a andar un esquema de lavado de activos”.
  • Sin embargo, el juez de amparo consideró que si bien los tres involucrados realizaron transacciones entre sí, no hay elementos de prueba que acrediten un origen ilícite del dinero y menos que se haya establecido una organización para ‘blanqueo de capitales’, por lo que ordenó reponer el procedimiento y negar la captura de Tamez Arellano.
  • “Lo hasta aquí asentado permite concluir que, en efecto, Juan Francisco Tamez Arellano, Francisco Javier García Cabeza de Vaca y Baltazar Higinio Reséndez Cantú, compraron y vendieron inmuebles entre sí, es decir, transfirieron y recibieron recursos dentro de territorio nacional.
  • “Sin embargo, no se puede decir que establecieron una organización de hecho para ese fin y menos que hubiesen ocultado tales recursos, al estar plenamente demostrado que sí fueron declarados en las respectivas declaraciones fiscales y patrimoniales”, se lee en la resolución del juez, dada a conocer por Reforma.
  • Sin embargo, la FGR aún tiene la posibilidad de impugnar la sentencia ante un Tribunal Colegiado, el cual tendrá que confirmar, revocar o modificar el procedimiento en cuestión.
Publicidad
Publicidad
Publicidad