10 de agosto 2022

10 de enero 2022

Política

La nueva narrativa del fiscal Gertz Manero

La Fiscalía General de la República pretende judicializar la investigación del caso Rápido y Furioso mediante una acusación en contra de Genaro García Luna y Joaquín Guzmán Loera. La decisión coincide con los comentarios del presidente López Obrador sobre la política de seguridad de la administración de Felipe Calderón

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

Mediante una acusación en contra de Genaro García Luna y Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, la Fiscalía General de la República (FGR) pretende judicializar la investigación del caso “Rápido y Furioso”, una fallida operación diseñada por la administración de Barack Obama hace poco más de una década para rastrear el tráfico de armas hacia México.

¿Por qué importa?

  • El anuncio de la FGR, que incluye órdenes de aprehensión contra siete personas, coincide con los comentarios del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la política de seguridad de la administración de Felipe Calderón.
  • Además, la nueva narrativa del fiscal Alejandro Gertz Manero se da en medio de la demanda del gobierno de México, gestionada por la Secretaría de Relaciones Exteriores, en contra de once compañías productoras de armas de fuego.

El contexto:

Este fin de semana, la Fiscalía General de la República reveló que un juez federal libró las siete órdenes de aprehensión para responsabilizar a los participantes del operativo “Rápido y Furioso”, implementado en el gobierno de Felipe Calderón.

Los detalles:

  • A través de un comunicado, la FGR dijo que las órdenes de aprehensión fueron giradas contra Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública en el gobierno calderonista (2006-2012) y Luis Cárdenas Palomino, coordinador de Inteligencia de la extinta Policía Federal, además del “Chapo” Guzmán, por ser líder de la organización delictiva destinataria de las armas.
  • “Esta conducta criminal, tuvo por objeto traficar ilegalmente más de dos mil armas de fuego de los Estados Unidos a México, con el supuesto objeto de identificar a sus usuarios; lo cual es absolutamente ilegal e inadmisible. 
  • “De conformidad con las investigaciones desarrolladas por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, se obtuvo la información necesaria para establecer dicho tráfico ilegal de armas de fuego, que fueron utilizadas en diversos delitos de sangre en el país, desde al año de 2009 hasta fechas recientes”, se lee en el escrito dado a conocer por la Fiscalía en su cuenta de Twitter.
  • En el escrito, la dependencia no da más detalles sobre el resto de las personas imputadas y sólo se limita a asegurar que del lado norteamericano, las autoridades “se han encargado de investigar y deslindar las responsabilidades de los servidores públicos de aquel país”.
  • García Luna fue aprehendido en diciembre de 2019, en Dallas, Texas y desde entonces ha permanecido bajo custodia en EEUU, acusado de vínculos con el narcotráfico. En marzo pasado, en México, se libró una orden de aprehensión en su contra relacionada con la firma irregular de ocho contratos penitenciarios por 270 millones de pesos.
  • El 5 de julio del año pasado, la Marina detuvo a Cárdenas Palomino en un operativo conjunto con la Fiscalía General de la República (FGR) en Naucalpan, Estado de México. Se le imputan cargos de tortura, en agravio de Mario Vallarta Cisneros, presunto integrante de la banda de Los Zodiaco, así como de otros 12 ex funcionarios de la Policía Federal.
  • En lo que se refiere a Joaquín “El Chapo” Guzmán, fue sentenciado a cadena perpetua, más 30 años de prisión en una Corte federal de Nueva York tras ser declarado culpable en el llamado “Juicio del Siglo”, celebrado el 17 de julio de 2019.
Publicidad
Publicidad
Publicidad