18 de enero 2022

9 de noviembre 2020

Política

La guerra de los Twinkies

Todos los alimentos procesados que muestren los hexágonos negros podrían comenzar una nueva batalla entre México y Estados Unidos

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

Ni el agua, ni los indocumentados, ni la industria automotriz. Lo que podría comenzar una nueva batalla entre México y Estados Unidos, son los twinkies… o más bien, todos los alimentos procesados que muestren estos hexágonos.

Desde el 2018, durante las negociaciones para la firma del T-MEC, la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos dejó bien claro que a ellos, eso del etiquetado no les parecía una buena idea

A principios de octubre, la Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos alertó que las modificaciones en materia de alimentos chatarra, como el etiquetado frontal y la prohibición de venta de esos productos a menores impactarán la industria que representan, así como la ejecución del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá.

“Estas iniciativas perjudican la confianza de inversión en México y otros mercados latinoamericanos. Al mismo tiempo, contravienen el espíritu del T-MEC”.

Pero esta advertencia no es nueva.

Desde el 2018, durante las negociaciones para la firma del T-MEC, la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos dejó bien claro que a ellos, eso del etiquetado no les parecía una buena idea.

De hecho, presionaron para limitar la capacidad de cualquier miembro del TLCAN de exigir advertencias al consumidor en la parte frontal de las bebidas azucaradas y los alimentos grasos envasados, según un borrador de la propuesta revisado por The New York Times.

En aquella ocasión, Emily Davis, portavoz del Representante Comercial de Estados Unidos, dijo que Estados Unidos apoya el etiquetado basado en la ciencia, pero no el que es engañoso.

Incluso Canadá, que tenía un etiquetado frontal muy similar al mexicano, se reunió con académicos y científicos “sin conflicto de interés” y decidieron conjuntamente que este etiquetado no lo entiende la población por lo que es necesario crear uno nuevo.

¿Te suena familiar?

Por si fuera poco, en Chile -país que ha servido de guía para México en el etiquetado- la mala implementación de esta normativa no arrojó tan buenos números.

El mejor indicador fue el informe de la FAO que señaló que, desde que se implementó la ley, Chile saltó del octavo al segundo lugar entre los países de la OCDE con mayor tasa de obesidad. En México, el etiquetado se ha vuelto, literalmente, un meme, porque los sellos negros solo advierten, pero no educan y, por si fuera poco, están a nada de crear un conflicto internacional que no será nada dulce.

Publicidad
Publicidad
Publicidad