FACEBOOK

VISTAS
08 de Febrero del 2019

La fractura en Morena por Puebla

La candidatura de gobernador de Puebla dividió a Morena porque 55 senadores apoyan a su compañero de bancada, Alejandro Armenta para abanderar la contienda; mientras Miguel Barbosa está firme en sus aspiraciones
La elección de gobernador de Puebla divide a Morena, donde grupos pelean por tomar el control de la entidad. Un grupo de senadores de Morena apoyó la candidatura de Alejandro Armenta Mier para la gubernatura de Puebla, mientras que la presidenta nacional de ese partido, Yeidckol Polevnsky se pronunció por Miguel Barbosa. El senador Armenta Mier está relacionado con el exgobernador Mario Marín, quien logró colocar a uno más de sus allegados, Guillermo Pacheco Pulido, para cubrir el interinato en el gobierno de Puebla, tras la muerte de la gobernadora del PAN, Martha Érika Alonso.   Debido a eso, Pacheco Pulido empuja la candidatura de Alejandro Armenta desde la administración estatal y ha trascendido que el gobernador interino se reunió con el presidente Andrés Manuel López Obrador para venderle que la mejor opción es Alejandro Armenta, ya que si repite Barbosa, es probable que Morena pierda la elección extraordinaria del 2 de junio. A Guillermo Pacheco Pulido, de origen priista se le ubica como un satélite del “gober precioso”, Mario Marín, quien ya tiene un pie adentro para cumplir sus propósitos de recuperar el control de la entidad y terminar con el morenovallismo, que quedó disminuido con la muerte de sus principales liderazgos. Ante estos giros, Barbosa tiene el apoyo de la dirigente nacional de Morena y ya decidió participar en el proceso interno para lo cual esperará a que se publique la convocatoria del partido, que de acuerdo al método será por una encuesta. Sin embargo, la bancada de Morena en el Senado exigió a la dirigencia del partido quitar de la contienda a Barbosa, porque si insiste podría llevar a una división de la militancia en la entidad, en un momento que debe prevalecer la unidad en torno al partido. El apoyo casi fue inánime de 55 de los 59 senadores para Alejandro Armenta Mier, quienes en un escrito dirigido a Polevnsky pidieron respeto a los estatutos y se elija a su candidato en un proceso interno.