FACEBOOK

VISTAS
09 de Mayo del 2019

La Batalla del Azúcar

El proyecto para negar el amparo fue presentado por la ministra de más reciente incorporación a la corte, Yasmín Esquivel Mossa
El estira y afloja entre, por un lado, la industria de alimentos y bebidas y por el otro, los grupos en defensa de los consumidores en México y organismos internacionales de salud se vuelve cada vez más amargo. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó un amparo a la organización El Poder del Consumidor, que se inconformó contra el etiquetado de alimentos y bebidas al considerar que favorece a la industria en detrimento de la salud pública. El proyecto de la ministra de más reciente incorporación, Yasmín Esquivel Mossa, afirma que las reglas de etiquetado vigentes atienden a las recomendaciones internacionales, incluidas las de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que por ningún motivo pueden considerarse contrarias a la Constitución. La propuesta obtuvo los votos a favor de la propia Esquivel Mossa, de Alberto Pérez Dayán y de Eduardo Tomás Medina Mora Icaza. En contra votaron los ministros Javier Laynez Potisek y José Fernando Franco González Salas. Desde el 2014 se estableció en México un etiquetado frontal en productos alimenticios como parte de una campaña para prevenir el sobrepeso, la obesidad y la diabetes. Organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana d ella Salud (OPS), a Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) no respaldaron en ese entonces los criterios de dicho etiquetado. Señalaron que el etiquetado GDA que utiliza la industria en México no es entendible y tiene criterios de azúcar que representan un riesgo a la salud. Tras el fallo, los representantes de estos organismos internacionales manifestaron que el proyecto de sentencia presentado en la SCJN sobre el etiquetado frontal en alimentos y bebidas realiza afirmaciones erróneas sobre las recomendaciones de estos organismos. “La administración anterior hizo un etiquetado que, podemos decir, es el acto de corrupción más profundo en daños a la salud pública porque durante cinco años hemos tenido un etiquetado que la gente no entiende y que induce al consumo de altas cantidades de azúcar en un país que tiene los niveles más altos de obesidad y diabetes en el mundo”, afirmó Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, a Aristegui Noticias. En respuesta a la negación del amparo, Calvillo manifestó que ningún organismo libre de conflicto de interés avalaría el proyecto de sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), sentando un pésimo precedente nacional e internacional para la misma. En un comunicado, El Poder del Consumidor anunció que acudirá ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en donde se espera que el caso sea recibido para ser discutido de nuevo. Se espera que la organización tenga una resolución en los próximos dos años.