22 de febrero 2021

Política

La ASF pone la lupa sobre Gabriel García Hernández

Las irregularidades detectadas en el pago y contratación de los servidores de la nación rebasan los 561 millones de pesos. El órgano fiscalizador del Estado critica la falta de reglas de operación de programas sociales

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades en el pago y contratación de los llamados ‘Servidores de la Nación’ por un total de 561 millones 986.2 mil pesos durante el primer año de la Cuarta Transformación.

¿Por qué importa?

  • Los programas sociales del gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, insignia de la 4T, están a cargo de Gabriel García Hernández, quien funge como coordinador general de Programas para el Desarrollo -dentro de la Secretaría de Bienestar- y le reporta directamente al presidente de la República.
  • García Hernández tiene a su cargo a los 32 superdelegados, los 260 delegados regionales y los más de 18 mil Servidores de la Nación, que juegan un papel preponderante en el actual programa nacional de vacunación contra el Covid-19.

El contexto:

  • El fin de semana, el órgano fiscalizador del Estado dio a conocer el Informe General Ejecutivo de la Cuenta Pública 2019, donde encontró irregularidades en el gasto por 67 mil 498.4 millones de pesos, de los cuales, 28 mil 730.4 millones de pesos correspondieron a los estados y municipios del país.
  • De los sectores que más presentaron anomalías destacan Comunicaciones y Transportes con 22 mil 331.5 millones de pesos, Agricultura y Desarrollo Rural (4 mil 576.0 millones de pesos) y la Secretaría de Bienestar (3 mil 392 millones de pesos), dineros presuntamente mal ejercidos o faltos de comprobar.

Los detalles:

  • Según el reporte de la ASF, los programas sociales del gobierno federal mostraron deficiencias profundas tanto en el censo, diseño, implementación y operación, lo que dio como resultado serias irregularidades financieras.
  • Entre la docena de auditorías (de desempeño y cumplimiento financiero) aplicadas por el organismo, se analizó a los Servidores de la Nación, el Censo del Bienestar -que de acuerdo a sus conclusiones no puede considerarse como tal-, así como el programa de pensiones, en el marco del primer año de gobierno de AMLO.
  • En su informe final, la Auditoría Superior de la Federación concluye que la Secretaría de Bienestar “no cumplió con las disposiciones legales y normativas aplicables en la materia” en la contratación de los Servidores de la Nación -a cargo de García Hernández- al registrar un monto pendiente de aclarar por más de 561 millones de pesos.
  • Además de inconsistencias en la base de datos de los Servidores de la Nación, la ASF resaltó entre sus observaciones la falta de justificativos para pagos de nómina, RFC que no corresponden, duplicidades en la CURP, así como CLABES interbancarias asociadas a diversas personas.
  • Por si fuera poco, la Secretaría de Bienestar no logró demostrar el pago de 321 millones 90 mil pesos, en su reporte de percepciones y nóminas, correspondiente al salario de los Servidores de la Nación, que a inicios de 2019 eran contratados por honorarios y como personal eventual.
  • Respecto al Censo del Bienestar, la ASF aseguró que “no puede considerarse un censo, debido a que no levantó información del total de viviendas de ninguno de los 2 mil 457 municipios para los 119 millones de habitantes”.
Publicidad
Publicidad
Publicidad