FACEBOOK

VISTAS
24 de Septiembre del 2019

La amenaza de Monreal

El PAN y Morena están llevando su conflicto político hasta el pleno del Senado. La bancada del PAN solicitó la desaparición de poderes en el estado de Veracruz. Morena reaccionó y pidió lo mismo para Tamaulipas y Guanajuato.
El día de hoy se presenta ante el pleno del Senado de la República la petición de desaparecer los poderes en tres estados de la República Mexicana: Veracruz, Tamaulipas y Guanajuato.  Los primeros en plantearlo fueron los senadores del Partido Acción Nacional (PAN). Las razones las deben a la violencia que desborda Veracruz y la “injustificada” remoción del ex fiscal Jorge Winckler. Esta medida afecta directamente al gobierno de Veracruz encabezado por Cuitláhuac García, que llegó a liderar el estado de la mano del ascenso morenista. Además es visiblemente cercano al presidente Andrés Manuel López Obrador. La reacción de los senadores de Morena era de esperarse. Ricardo Monreal levantó la mano y calificó la solicitud del PAN como una “profunda ignorancia jurídica”. Opina que de tratarse así, también tendría que medirse con la misma regla a otros estados como Tamaulipas y Guanajuato que “están igual” respecto a la inseguridad.
“Si el PAN inicia este tipo de situaciones me temo que el grupo parlamentario de Morena también habrá de iniciar proceso de desaparición de Poderes en otros estados como Tamaulipas, donde la situación es particularmente grave en materia de inseguridad pública”, dijo Monreal.
Recordemos que la desaparición de poderes implica una intervención federal en el orden estatal y esta puede ser convocada únicamente por el Senado de la República. Aplica cuando se considera que han dejado de existir los poderes públicos en determinado estado, por lo tanto, es justificable la intervención de la federación para garantizar el bienestar. Esta facultad está incluida en el artículo 76 de la Constitución Mexicana. Dicho y hecho, Morena convocó a considerar la desaparición de poderes para Tamaulipas y Guanajuato. Ellos argumentan que los índices delictivos y de inseguridad en los dos estados gobernados por el PAN, están rebasados y sus gobernantes muestran “incapacidad” para liderar. Ante el revire de Monreal, el diputado panista Juan C. Romero Hicks plantea que se trata de una revancha política. Mientras tanto hoy serán presentadas en el pleno las peticiones de desaparición de poderes. ¿Se trata de un planteamiento serio o sólo es una revancha política?