FACEBOOK

VISTAS
04 de Mayo del 2020

IMSS rescinde contrato de 93 mdd a Levanting Global Servicios

La compañía de Baldemar Pérez Ríos no cumplió con el plazo de entrega de 2,500 ventiladores médicos, de acuerdo a un documento interno del Seguro Social.
El Instituto Mexicano del Seguro Social rescindió un contrato de 93 millones de dólares a Levanting Global Servicios LLC, una compañía propiedad de Baldemar Pérez Ríos a la que se le adjudicó directamente una orden de compra de 2,500 ventiladores médicos. Un documento interno del IMSS firmado por Juan Pablo Villa Barragán, titular de la Coordinación de Planeación e Infraestructura Médica, refiere que Levanting Global Servicios incumplió el plazo de entrega del equipo. El contrato de adjudicación, firmado el 30 de marzo de 2020, estipulaba como fecha límite de entrega el 14 de abril. Levanting Global Servicios LLC obtuvo el contrato para vender los ventiladores bajo la pretensión de ser el representante mexicano del fabricante chino de equipo médico Beijing Aeonmed Co. Sin embargo, de acuerdo a información publicada por la agencia Bloomberg el 15 de abril, esta compañía no reconoció a Levanting Global Servicios LLC y aseguró que no tenía información sobre un pedido de al menos 500 unidades para atender al mercado mexicano. Código Magenta realizó una cotización con el proveedor de la empresa de Baldemar Pérez Ríos y encontró que Levanting Global Servicios LLC presentó al IMSS un sobreprecio de hasta siete veces el valor de mercado de uno de los tres modelos de ventiladores estipulados en el contrato. De manera paralela, el Partido Acción Nacional interpuso una denuncia ante la Fiscalía General de la República en la que señaló que el IMSS estaría pagando un sobreprecio de 48 millones de dólares en caso de concretar la compra con Levanting Global Servicios LLC. La demanda del PAN se basó en una cotización de la compañía de Baldemar Pérez Ríos con una firma intermediaria, Stefano International Commerce Ltd., una empresa basada en Hong Kong que aparece en la base de datos de los clientes del despacho Mossack Fonseca, conocida como Panama Papers. El acuerdo legal entre el IMSS y Levanting Global Servicios incluyó una cláusula en la que el proveedor recibiría un adelanto equivalente al 30 por ciento del valor del contrato. Zoe Robledo, director del IMSS, reitera que la institución no realizó pago alguno a esta compañía. La adjudicación directa de 93 millones de dólares tuvo lugar tres días después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador autorizó al sector salud a realizar compras de emergencia para cumplir con la demanda de infraestructura médica requerida por la crisis sanitaria del Covid-19. El día que el IMSS lanzó la convocatoria e inició la investigación de mercado para encontrar proveedores de ventiladores, Levanting Global Servicios LLC ya tenía lista la cotización que en última instancia obtuvo el contrato. Baldemar Pérez Ríos, dueño de esta compañía, fue sentenciado por una corte de Texas por fraude bursátil y está vinculado a contratistas de Pemex y de CFE que han sido inhabilitadas por incumplimiento.