FACEBOOK

VISTAS
09 de Junio del 2019

¿Hay algo qué festejar?

Es verdad, se evitó una crisis de consecuencias inimaginables con el acuerdo migratorio negociado en Washington. Eso es lo que el gobierno de AMLO celebró en Tijuana. Sin embargo, hay quienes creen que no hay mucho qué festejar, incluso al interior del partido del Presidente

Andrés Manuel López Obrador y su gobierno están de fiesta.

México llegó a un acuerdo con el gobierno de Trump y evitó la imposición de un arancel generalizado.

El mitin al que el Presidente convocó en Tijuana reunió a miles de personas, grupos religiosos y  funcionarios.

Incluso, llegaron los gobernadores de la oposición y el presidente del CCE.

¿Pero, hay algo qué festejar?

El canciller Marcelo Ebrard dijo que México salió con la dignidad intacta.

Destacó que se evitó una crisis que le habría costado a México alrededor de 900 mil empleos.

El gobierno mexicano llevó a buen puerto lo que se había trabajado desde hace meses.

Sin embargo, hay quienes creen que el costo fue excesivo.

México recibirá a migrantes que esperan respuesta a su solicitud de asilo en las cortes estadounidenses.

Además, se desplegarán 6 mil efectivos de la Guardia Nacional en la frontera Sur.

Algunos ven el riesgo de que este episodio se repita:

Donald Trump salió avante y dijo que la suspensión de tarifas era indefinida.

Porfirio Muñoz Ledo, el Presidente de la Cámara de Diputados criticó el acuerdo: “Lo que es inmoral e inaceptable es el doble acero entre la frontera norte y al sur”, dijo.

AMLO hizo énfasis en que México no pretende de ninguna manera dañar a EU.

Y dijo que antes del mitin habló directamente con el Presidente Trump.

Entonces, ¿hay algo qué festejar?

¿O sólo se evitó una crisis de consecuenciasimpredecibles?