FACEBOOK

VISTAS
13 de Marzo del 2019

García Luna: el infiltrado

Durante la administración de Felipe Calderón, la Secretaría de Seguridad Pública desarrolló un programa secreto para filtrar información a una empresa privada propiedad de la familia Weinberg
La administración de Felipe Calderón terminó hace más de seis años. Sin embargo, el escándalo sigue alcanzando a su secretario de Seguridad Pública, Genero García Luna. Una investigación de Univisión Noticias reveló que la dependencia a su cargo filtró información privilegiada de la Plataforma México a Icit, una empresa de espionaje vinculada a la familia Weinberg. Personas cercanas al asunto dijeron que, en tiempos de García Luna, la Secretaría de Seguridad Pública desarrolló un programa llamado Proyecto Secreto, en el que funcionarios públicos elaboraban reportes de seguridad y ejecutaban tareas para Icit, cuya actividad principal es la venta de software israelí para rastrear personas e interceptar comunicaciones. De acuerdo a las fuentes consultadas por Univisión, el encargado de este programa fue José Antonio Polo, el coordinador de asesores de García Luna y quien posteriormente se desempeñaría como director de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Federal. Actualmente, este ex funcionario es el director de la organización civil Causa Común. La conexión García Luna-Weinberg El nexo entre Genaro García Luna y Alexis Weinberg se remonta a la década de los ochenta, cuando ambos colaboraban en el Cisen. En el 2008, la empresa de Weinberg se convirtió en contratista de la Secretaría de Seguridad Pública. La Policía Federal le compró a Icit un software conocido como NiceTrack. La relación entre García Luna y los Weinberg no terminó ahí. Univisión documenta que, en su retiro de la vida pública, el ex Secretario de Seguridad Pública se mudó a Miami, donde vivió en dos residencias de lujo (con un valor conjunto de 5.5 millones de dólares) propiedad del grupo empresarial Weinberg. La investigación completa puede consultarse aquí.