12 de noviembre 2020

Política

Fitch ratifica calificación soberana de México

La agencia destacó que el estándar crediticio de los bonos del país se mantiene en la categoría de rango de inversión, dado el manejo conservador de las finanzas públicas durante la pandemia

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

Bajo el argumento de que el gobierno federal administró las finanzas públicas de manera conservadora, la calificadora Fitch Ratings mantuvo la calificación soberana de México en BBB-, por lo que se mantiene en la categoría de grado de inversión.

Esto representa un cambio de narrativa respecto al consenso del mercado construido a principios de año, que proyectaba una degradación de la calificación soberana a bono basura, en un rango de 24 meses.

Las agencias calificadoras advirtieron, entonces, de un escenario complejo, condicionado por la pandemia del Covid-19, la caída de los precios del petróleo y la inestabilidad financiera de Pemex.

Se está reconociendo el marco macroeconómico estable y el marco sólido de las finanzas públicas”

Arturo Herrera

Secretario de Hacienda

Fitch cita una recuperación económica robusta como uno de los argumentos para justificar su opinión. En el tercer trimestre del año, el Producto Interno Bruto de México creció 12 por ciento, en relación al trimestre inmediato anterior. La agencia proyecta que la contracción de la economía al cierre de 2020 será de 8.9 por ciento. Asimismo, pronostica un crecimiento del PIB de 4 por ciento en 2021, dada la estricta postura fiscal del gobierno de López Obrador.

Al respecto, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, aseguró que, para la agencia, el mantener el grado de inversión “significa que se tiene acceso a tasas de interés relativamente más bajas” y que “se está reconociendo el marco macroeconómico estable y el marco sólido de las finanzas públicas” al no provocar un sobreendeudamiento del país a causa del SARS CoV-2. No obstante, Fitch argumentó que su calificación soberana está limitada por una gobernabilidad relativamente débil y un mesurado rendimiento en el largo plazo en cuanto al crecimiento económico nacional.

Publicidad
Publicidad
Publicidad