FACEBOOK

VISTAS
24 de Septiembre del 2020

Felipe Calderón admitió en 2011 que la guerra contra las drogas era imposible de ganar

La revelación fue hecha por el ex viceministro de Reino Unido, Nick Clegg, quien hoy se desempeña como jefe de Asuntos Globales de Facebook.
“He llegado a la conclusión que hemos pasado años tratando de librar esta guerra contra las drogas que es imposible de ganar”, admitió el expresidente Felipe Calderón en 2011. Esto según cuenta a Vice News el ex el viceprimer ministro de Reino Unido, Nick Clegg, quien hoy se desempeña como jefe de Asuntos Globales de Facebook y representante de la Comisión Global de Políticas de Drogas. De acuerdo con el ex funcionario británico, Calderón le hizo ese comentario en 2011 cuando este visito Reino Unido. Pero eso no fue todo, el exmandatario mexicano también le comentó que la única salida era la regulación de las drogas. "Nunca ganarás a menos que puedas eliminar la criminalidad avanzando hacia la regulación de las drogas”, señaló Calderón, según recuenta Clegg. En una carta a Vice, Calderón no negó haber hecho los comentarios a Clegg, pero aclaró que nunca aseguró la imposibilidad de ganar la batalla contra el narcotráfico. “Nunca dije, ni he sostenido la aseveración ‘guerra contra el narco era imposible de ganar’. Simplemente, ni siquiera estoy de acuerdo en los términos y conceptos detrás de semejante afirmación”, manifestó. Además, agregó que durante un tiempo considerable había planteado una posible legalización como una solución a los problemas relacionados con la violencia vinculada por las drogas, pero que no estaba seguro al respecto. En tanto, Clegg se dijo sorprendido por los comentarios de Calderón de hace casi una década. “(Me) causó una gran impresión”, dijo Clegg, “realmente me sorprendió. Si hubo alguien que realmente había vivido la guerra contra las drogas, y había concluido que esto jamás se iba a ganar”. Los comentarios de Calderón a Clegg los hizo el 29 de marzo de 2011, cuando el británico visitó México. Según las declaraciones de Clegg, Calderón se había hecho de un nombre con su idea de “voy a ganar la guerra contra las drogas”. Clegg añadió que tras su conversación privada con el expresidente mexicano se convenció de que la legalización de las drogas es la única respuesta sensata a la creciente demanda global de sustancias ilícitas.