FACEBOOK

VISTAS
12 de Noviembre del 2019

Evo Morales saca lo peor de los mexicanos

Con la llegada de Evo Morales a México las opiniones sobre su asilo político se polarizaron. De un lado están los que apoyan acogerlo para proteger su vida, y por el otro quienes lo acusan de dictador.
Dejando de lado la política internacional, la diplomacia y las relaciones exteriores, te has preguntado ¿en qué nos afecta la crisis de Bolivia? Una primera respuesta sería que nos afecta porque nuestro gobierno decidió recibir a Evo Morales como invitado al otorgarle el asilo político. Pero este acontecimiento es el que causó, la “verdadera respuesta”: nos afecta en que las opiniones de los mexicanos se dividieron, y esto nos polariza más como sociedad. Esta división fue muy evidente en las redes sociales, para eso veamos un ejemplo que se volvió viral. Mientras que la senadora Citlalli Hernández celebró la llegada de Evo, la actriz Laura Zapata le respondió con un insulto. Pero como este hay muchos y de todos los niveles. Desde políticos hasta ciudadanos, todos quieren dar su opinión. Desde que el tema tomó relevancia nacional la Jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, publicó un tuit comparando el gobierno de Angela Merkel con el de Evo Morales. En los comentarios le dieron una tunda. Uno de los tuits más relevantes fue el que le dirigió Martha Bárcena, la embajadora de México en los Estados Unidos, donde la corrige diciéndole que se tratan de sistemas de gobiernos distintos. El Partido Acción Nacional, como opositor político del régimen de López Obrador, también tenía algo que decir: Ellos son ejemplo de los del otro bando, los que piensan que Evo Morales violó las reglas democráticas de su país y que por lo tanto México no tenía que recibirlo. Pero incluso uno de los miembros más destacados del PAN, Diego Fernández de Cevallos, se opuso a la posición oficial. En entrevista con Milenio, Fernández de Ceballos dijo que no está de acuerdo con su partido, porque lo único que está haciendo el gobierno actual es aplicar la ley. “Cuando alguien de cualquier parte del mundo se considere perseguido político, tiene derecho de solicitar asilo político a México y México tiene facultades de asilarlo”, dijo. Y Evo tiene suficiente evidencia para demostrar que su vida está en peligro si permanece en Bolivia. El presidente Andrés Manuel López Obrador sabía que la decisión de dar asilo a Morales causaría división entre los mexicanos. Incluso en su conferencia mañanera hizo referencia a ello: “entiendo que haya personas, ciudadanos, que no estén de acuerdo con lo que está llevando a cabo el gobierno que represento. Respeto ese punto de vista, respeto el derecho a disentir”. Y dicho y hecho, la división entre lo que piensan los mexicanos, se hizo evidente. Tú qué dices, ¿Evo Morales sacó lo peor de los mexicanos?