FACEBOOK

VISTAS
30 de Enero del 2019

¿Quién está quemando autos en San Pedro?

Cinco vehículos incendiados. Cero detenidos. ¿Fue un acto de los cárteles que operan en Nuevo León? El alcalde, Miguel Treviño, cree que sí
Hace veinte años, este hecho hubiera provocado una crisis de alcance nacional: cinco vehículos incendiados intencionalmente en San Pedro Garza García, Nuevo León; el municipio con el mayor ingreso per cápita del país. Pero ahora es diferente. La violencia se ha normalizado: luego de más de doce años de que se desplegó la llamada guerra contra el narcotráfico, la sociedad mexicana se ha acostumbrado a este nuevo estándar de seguridad pública. Incluso en San Pedro, la casa de la élite empresarial del Grupo Monterrey. “Estamos trabajando con las autoridades estatales y federales para dar con los responsables. Desde anoche reforzamos la vigilancia en los perímetros del municipio para asegurar la tranquilidad de los ciudadanos”, explicó en su cuenta de Twitter el alcalde de San Pedro, Miguel Treviño. Pese a que no hay detenidos, el Presidente Municipal dijo que habría cero tolerancia para este tipo de actos. Los reportes de incendios se registraron a las 21:36 horas del martes, en avenida Fuentes del Valle, calle Monte Aventino, avenida Ricardo Margáin y la lateral del boulevard Lázaro Cárdenas en San Pedro Garza García. En medios de comunicación locales, que citaron fuentes cercanas al asunto, se informó que cámaras de seguridad detectaron a personas que arrojaron combustible, que transportaban en bidones y les arrojaron cerillos para iniciar el fuego, y luego se alejaron a pie rumbo al municipio de Monterrey. Al respecto, el alcalde destacó que no se puede minimizar el incendio de autos en el contexto de los operativos conjuntos que se han realizado con el gobierno del estado en relación al narcomenudeo. Sin embargo, las líneas de investigación de la fiscalía no se han definido y la seguridad será reforzada, al tiempo que continuarán los operativos por parte de la Secretaría de Seguridad Pública. De acuerdo a una fuente relacionada con la investigación que fue citada por Proceso, el ataque tiene como propósito “calentar la plaza”, como se le llama a la acción criminal que busca crear temor entre ciudadanos e instituciones en determinada ciudad.