FACEBOOK

VISTAS
01 de Julio del 2019

Esposas nada desesperadas

La esposa de Emilio Lozoya está siendo investigada por lavado de dinero. Pero otras esposas de políticos también han sido señaladas como cómplice de sus maridos, y se han librado de enfrentar la justicia.
La organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) reveló que la Fiscalía General de la República (FGR) encontró nuevos vínculos entre la familia de Emilio Lozoya y operadores de Altos Hornos de México (AHMSA). Pero quizá Marielle Helene Eckes, esposa de Emilio Lozoya, no esté tan desesperada por el asunto. Y es que en la historia está la evidencia de que algunas de las esposas de los políticos implicados en delitos, han salido bien libradas. Regresemos en el tiempo. Antes de cumplir 2 años como presidente, a Peña Nieto le cayó un escándalo de corrupción. La investigación de la Casa Blanca lo ligó a él y a su ex esposa con una constructora que tenía contratos millonarios de obra pública. Pero a pesar de las evidencias, la versión oficial fue otra. Angélica Rivera grabó un video en el que testificó que la compra de la casa había sido con los ahorros de su trabajo en Televisa. “Así les demuestro que tengo la capacidad económica y recursos propios que me han permitido construir un patrimonio para mí y para mis hijas”, dice en el video. El caso no tuvo consecuencias legales, pero sí una pérdida de credibilidad altísima ya que muchos no se creyeron la versión de La Gaviota. Pero a pesar de la llamada de atención, la ex primera dama no limitó los gastos. Incluso en una ocasión fue captada de compras en lujosas boutiques de Los Ángeles. Y bueno, Peña no terminó en la cárcel pero sí carga con la etiqueta del presidente más impopular en la historia reciente de México. Para darnos una idea, en agosto del 2018 sólo el 18% de los mexicanos aprobaron su desempeño como primer mandatario. ¿Y la gaviota? Se fue volando. Otra mujer que se fue volando, pero a Londres, es Karime Macías, esposa de Javier Duarte. En 2017, en Veracruz se destapó la cañería. Se calcula que el gobierno de Javier Duarte desvió al menos 35 mil 421 millones de pesos del erario. Duarte ya está en la cárcel pagando su delito. ¿Y su esposa? Bueno a ella la han señalado como la responsable de mover los hilos del saqueo. Incluso la fiscalía estatal levantó una orden de aprehensión en su contra. Sin embargo, no ha sido detenida. Ella lo predijo en un diario que le fue confiscado: “Sí merezco abundancia”. Y parece que sí se le cumplió. Recientemente fue localizada en Londres, viviendo en una residencia que está a los alrededores del Palacio de Buckingham. Se calcula que sus gastos mensuales ascienden a 60 mil libras, equivalente a 1 millón 620 mil pesos. Sin considerar las compras, viajes y servicios. También está el caso del ex gobernador de Chihuahua y su esposa, Bertha Olga Gómez Fong. César Duarte es señalado por desvíos multimillonarios. Aunque cuenta con órdenes de aprehensión en su contra, aún no enfrenta la justicia. A su esposa, Bertha Gómez, investigaciones periodísticas la han relacionado con la red de corrupción de su marido. Sin embargo hasta ahora ella no presenta cargos ante la autoridad. En fin ¿serán esposas desesperadas?, o ¿nada desesperadas?