FACEBOOK

VISTAS
30 de Enero del 2019

“Es muy hipócrita lo que hacen”

“Es muy hipócrita lo que hacen”. Ésa fue la respuesta del Presidente de México a la rebaja de calificación de deuda de los bonos de Pemex
Luego de que Fitch Ratings rebajó la calificación crediticia de los bonos de Pemex, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que las firmas de calificación de deuda han sido cómplices de la corrupción en México. Andrés Manuel López Obrador no tomó bien el hecho de que Fitch Ratings rebajó la calificación de deuda de Pemex. “Es muy hipócrita lo que hacen estos organismos que permitieron el saqueo, que avalaron la llamada reforma energética”, dijo el Presidente durante su conferencia matutina. Pese a que Pemex está al borde de perder el grado de inversión, López Obrador aseguró que la empresa petrolera está mejor que hace 30 años. Además, agregó que Fitch Ratings no tomó en cuenta los esfuerzos del gobierno federal para combatir la corrupción al interior de Pemex.

Los efectos del recorte

El martes, esta agencia anunció una baja en las calificaciones de escala internacional a “BBB”, desde “BBB+” de Pemex, con perspectiva negativa, que afecta a cerca de 80 mil millones de dólares en títulos de deuda en circulación de la empresa. El mercado reaccionó de manera inmediata: el peso se depreció 0.8 por ciento frente al dólar, convirtiéndose en la divisa emergente con la mayor pérdida de la jornada. La Secretaría de Hacienda señaló que la acción de calificación de Fitch no sorprende, aunque sí preocupa. El subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, aseguró que el ajuste no representa un riesgo para la calificación crediticia del país. Al respecto, un reporte de Citibanamex refirió que el cambio de nota a Pemex tendrá un impacto directo en el encarecimiento del crédito de la compañía, y confirma el escepticismo con el que el mercado recibió los primeros anuncios del gobierno federal sobre el plan de apoyo a la petrolera. De hecho, Fitch argumenta que las acciones recientemente anunciadas no son, desde su punto vista, suficientes para compensar el deterioro reciente en el perfil crediticio de Pemex. El cambio en la calificación responde al deterioro del perfil crediticio de la empresa y la falta de inversión en el negocio de extracción y producción de petróleo. “El gobierno de López Obrador y los directivos designados para dirigir a la empresa hasta el momento no han logrado convencer a los mercados con la estrategia de fortalecer a Pemex”, detalló un reporte de Banco Intercam. Un informe publicado por Gabriel Siller, economista en jefe de Banco Base, señala que en el registro de Fitch Ratings para la calificación de Pemex, que inició en el año 2000, nunca se había observado una reducción tan severa. “En el pasado se ha relacionado la calificación crediticia de la deuda de México con la de Pemex, razón por la cual después del recorte en la calificación, la tasa de rendimiento de los bonos M a 10 años mostró un incremento de 12 puntos base a 8.48 por ciento”, agregó.