FACEBOOK

VISTAS
26 de Marzo del 2018

En la madre (patria)

España no sólo es la segunda mayor fuente de inversión extranjera directa en México, sino que tiene un lugar privilegiado en los negocios
Treinta kilos de pulpo, una selecta pesca de rodaballo y los mejores vinos de la Ribera del Duero. Cocina española para un festejo mexicano de élite en Galicia. No es una casualidad que los empresarios Carlos Slim, Olegario Vázquez Raña y Antonio del Valle pasen sus veranos en España. Las élites mexicanas y las élites españolas se entienden muy bien. Pero nunca se había entendido tanto como en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto. España es la decimocuarta mayor economía del planeta, pero es la segunda mayor fuente de inversión extranjera directa en México. Estas son siete razones por las que este gobierno va a ser más extrañado en España que en el Estado de México. ¡Olé!

Porque BBVA y Santander están ganando millones

Las subsidiarias mexicanas de los bancos españoles son de las más rentables del mundo BBVA Bancomer, la institución financiera más importante de México, produjo el 46.8 por ciento de las utilidades de la matriz española en el tercer trimestre del 2017. Santander, el banco más grande de España, es uno de los cuatro bancos con operaciones en México que concentran más del 75 por ciento de la cartera nacional.

Porque este fue un sexenio dorado para OHL

Cuando Juan Villar Mir venía a México, siempre era recibido en Los Pinos. Como presidente de la constructora, gestionó contratos como el del escandaloso Viaducto Bicentenario del Estado de México. Gracias a Emilio Lozoya, quien fue consejero de OHL México antes de entrar al equipo de campaña Peña Nieto, la empresa española se convirtió en una de las contratistas consentidas de Pemex. No importó que Javier López Madrid, yerno de Villar Mir y amigo de Lozoya, fuera acusado de pagar un soborno desde OHL México. Los reguladores mexicanos le dieron luz verde al fondo australiano IFM para comprar OHL México y darle carpetazo al asunto.

Porque México ayudó a apuntalar al diario “El País”

Roberto Alcántara, un empresario mexicano, pagó 100 millones de euros para inyectar capital a Grupo Prisa y convertirse en uno de los principales accionistas del holding que administra al diario El País.

Porque los españoles ganaron con la reforma energética

En un solo contrato, Iberdrola ganó la licitación de un proyecto energético de 4 mil millones de dólares. En el consejo de administración de la subsidiaria mexicana de Iberdrola han desfilado destacados miembros del sistema político como Herminio Blanco y Sergio Alcocer.

Porque Aldesa fue una de las contratistas favoritas de la SCT

La constructora española que está al centro del escándalo del Socavón del Paso Express, obtuvo al menos 39 contratos en este sexenio, con un valor conjunto de casi 15 mil millones de pesos.

Porque Carlos Slim rescató a la constructora FCC

El empresario mexicano ha invertido más de 2 mil millones de euros y ha financiado operaciones con su propio banco para que la empresa española pueda estabilizarse y competir por licitaciones de obra pública

Porque empresarios mexicanos intentaron salvar a un gran banco español

Antonio del Valle organizó a un grupo de inversores mexicanos para rescatar al Banco Popular, que en última instancia tuvo que ser vendido a Santander por un euro. Estos son solo  algunos de los casos más emblemáticos de la relación e negocios que hay entre las élites mexicanas y españolas; que incluye intereses relevantes en el sector de las telecomunicaciones y en el desarrollo de hoteles en las playas mexicanas. Sin embargo, donde verdaderamente confluyen los intereses de la relación México-España es en el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que tiene entre sus principales contratistas nada más y nada menos que a Grupo Carso y a FCC de Carlos Slim, así como a Grupo Ángeles de Olegario Vázquez y a la española Aldesa. En Madrid, van a extrañar a este gobierno.