16 de septiembre 2021

27 de agosto 2021

Política

El testigo estelar del caso Anaya

La voluntad política de la 4T está enfocada en avanzar el caso Odebrecht y para ello cuenta con un testigo estelar: Froylán Gracia Galicia, el ex jefe de Oficina de la Dirección General de Pemex que manejaba “el dinero externo” de Emilio Lozoya

Por Rodrigo Carbajal

COMPARTE ESTA HISTORIA

Estos son los tres principales testigos que Emilio Lozoya presentó ante la Fiscalía General de la República para declarar contra Ricardo Anaya y contra los senadores calderonistas del PAN, en relación al presunto esquema de sobornos de Odebrecht:

Su chofer, Miguel Pérez Esquivel, que habría entregado dinero en efectivo a los intermediarios de los legisladores; su escolta, Norberto Gallardo Vargas, un antiguo miembro del Estado Mayor Presidencial, que habría realizado esta misma operación en el estacionamiento del Palacio legislativo de San Lázaro, pero en una oficina de Montes Urales 425; y su jefe de oficina en Pemex, Froylán Gracia Galicia, el hombre más importante en el manejo de las finanzas externas de Emilio Lozoya, un testigo clave en la trama de sobornos más importante en la historia reciente de la clase política mexicana.

Esta grabación se filtró en octubre de 2019, en el contexto de la disputa de Pemex con la familia Gil White, por el presunto fraude de la compañía Oro Negro. El audio se publicó casi un año antes de que Emilio Lozoya implicará a 70 políticos y empresarios de la élite mexicana con el caso Odebrecht, en su declaración a la Fiscalía General de la República.

Las palabras de José Carlos Pacheco, ex subdirector de Pemex Exploración y Producción, no tienen relación directa con Ricardo Anaya, ni con el proceso que la oficina de Alejandro Gertz Manero promoverá en contra Enrique Peña Nieto y en contra de Luis Videgaray.

Los Gil White contrataron a la compañía espionaje israelí, Black Cube, para encontrar pruebas de corrupción en Pemex, que pudieran ser utilizadas en una disputa legal de 700 millones de dólares que ha escalado hasta la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

El audio ha sido de poca utilidad para Gonzalo Gil White y para los directivos de Oro Negro, que enfrentan una ficha roja de Interpol y se encuentran prófugos de la justicia; sin embargo, la grabación tuvo una utilidad pública que ahora está siendo explotada por la oficina de Gertz Manero, dejó en claro el papel que jugó Froylán Gracia Galicia en la estructura de Emilio Lozoya, es decir, en la estructura que presuntamente operó un esquema de sobornos que dispersó 97 millones de pesos en efectivo, de acuerdo a estimaciones de la Fiscalía General de la República.

La discusión pública ha enfocado el caso de la Fiscalía General de la República en Ricardo Anaya; sin embargo, la información que ha validado el juez Marco Antonio Fuerte Tapia trasciende a la trayectoria política del ex candidato presidencial del PAN.

Froylán Gracia no sólo es un testigo estelar qué podría aportar información adicional sobre los 3 mil millones de pesos, que la Unidad de Inteligencia Financiera detectó en triangulaciones de Odebrecht a empresas fantasma, diseñadas para retirar dinero en efectivo.

El ex jefe de la oficina de la Dirección General de Pemex es un factor de presión para que Emilio Lozoya continúe colaborando con la Fiscalía General de la República. Contrario a la percepción generalizada en los medios, Lozoya todavía no asegura un criterio de oportunidad porque no ha reparado el daño de los cargos que le imputan.

El exdirector de Pemex sigue siendo jurídicamente vulnerable ante una Fiscalía que difícilmente se va a prestar a un acuerdo reparatorio laxo, después de que Alonso Ancira incumplió el pacto del caso Agronitrogenados; el testigo estelar del caso Odebrecht advierte que esta no es una cruzada judicial exclusiva contra Ricardo Anaya.

La 4T ha escalado el conflicto a lo más alto de la élite político-empresarial mexicana, es decir, vienen tiempos turbulentos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad