FACEBOOK

VISTAS
01 de Febrero del 2019

El Pemexproa

El rescate financiero a Pemex es inevitable, por eso ya se habla de un Pemexproa, ya que el gobierno no puede dejarla quebrada debido a la importancia para la economía nacional y en el balance fiscal
Pemex necesita 14 mil millones de dólares para salir a flote y debido a su situación financiera, es inminente que el rescate venga del gobierno federal, lo que significa que estamos ante una especie de Pemexproa. Por la importancia en la economía mexicana y en el balance fiscal del gobierno no es posible dejar quebrar a Pemex, y por eso se asume una especie de Pemexproa, señaló Raúl Feliz, investigador del CIDE. El rescate financiero a Pemex es inevitable, lo cual significa asumir parte de la deuda o inyectar una gran cantidad de capital; ambas medidas son equivalentes, explicó en entrevista de una televisora.    La única razón por la que la empresa productiva del Estado tiene grado de inversión, es que se asume que el gobierno federal va a  amparar la deuda de Pemex, aunque no existe garantía legal, dijo. Raúl Feliz indicó que, el problema fundamental de Pemex es similar al del país, que no crece más de dos por ciento porque no invierte más, y en el caso de la petrolera ha sido incapaz de invertir a un ritmo suficiente para mantener el volumen de producción de crudo.   “El deterioro de Pemex es una historia que viene de atrás. Son muchos años que fue explotado por el gobierno federal”, agregó. El desastre financiero es tal que el patrimonio de Pemex es negativo, donde los pasivos ya sobrepasan los activos, de tal manera que si fuera una empresa privada normal estaría en quiebra, precisó. Por su parte, Ramsés Pech, analista del sector petrolero dijo en entrevista de radio que para cubrir sus necesidades financieras tiene que colocar bonos o un préstamo, pero la deuda ya asciende a más de 100 mil millones de dólares, que es complicado pagar y con vencimientos cercanos. “El problema es que el gobierno utilizó a Pemex en colocar deuda para pagar los derechos e impuestos, que van directamente a la nación y se destinan a programas que no generan una utilidad”, apuntó.    A su vez, el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera declaró a El Economista, que le toca a esa dependencia ayudar a Pemex. Al respecto reconoció que la tarea no será fácil, debido a la complicada situación financiera que ha sido objeto de señalamientos por parte de la calificadora Fitch Ratings. Pemex es la petrolera más endeudada del mundo, en el presupuesto federal para 2019, el Gobierno anunció una inyección de capital de 25 mil millones de pesos, y esta semana, Hacienda dio a conocer una serie de acciones para elevar la producción de la empresa, a través de una disminución de su carga fiscal, pero un día después al anuncio, la agencia financiera Fitch Ratings recortó dos escalones la calificación crediticia de la petrolera; mientras que Moody´s decidió no hacer cambios en su valuación porque sí ven acciones dirigidas a sanear las finanzas de Pemex. El perfil de producción de Pemex es a la baja de 3.4  millones de barriles diarios de hace dos sexenios a 1.8 millones de barriles diarios.