FACEBOOK

VISTAS
08 de Abril del 2019

"El Mijis", de las pandillas al Congreso

Fue pandillero y hoy es diputado local en el congreso de San Luis Potosí. ¿Cómo llego de las pandillas al Congreso?
Pedro Carrizales, mejor conocido como el Mijis, tuvo una infancia difícil y las circunstancias lo orillaron al mundo de las pandillas. Su vida cambió con la muerte de su madre, de la cual no pudo despedirse. La depresión lo llevó a las drogas y hasta al intento fallido de cinco suicidios. El Mijis salió adelante gracias al activismo, donde encontró la paz que le hacía falta y fundó el Movimiento Juvenil Popular que ayudó a miles de chavos banda a salir adelante. Él comenzó a notar que su historia le daba mucho poder para influir en los chavos banda y dice que “cada chavo que ayudaba era como una madrecita a la que le daba esa satisfacción que no le pude dar yo a mi madre”. Comprometido con su causa El Mijis buscó otras formas para hacer su movimiento más grande. Fue en ese proceso donde encontró en la política la forma de hacer realidad sus proyectos sociales. Obtuvo una candidatura independiente para contender por una diputación local; finalmente compitió del bando de la coalición conformada por el Partido del Trabajo (PT) y Morena. Logró la victoria y se convirtió en diputado local de la LXII legislatura del congreso del estado de San Luis Potosí. El Mijis no se parece en nada a los políticos que estamos acostumbrados, él hace política desde la calle. Su agenda legislativa cubre un vacío que el sistema ha dejado olvidado, los jóvenes pandilleros y los reos. También prometió luchar por legalizar el aborto en la entidad potosina y por disminuir la discriminación en todas sus formas. El Mijis conoce el poder de las redes sociales. Hizo de Twitter el principal medio de comunicación con su gente. El internet le ha dado 97,414 seguidores y una proyección nacional a su movimiento. En cada Tweet, el Mijis impregna sinceridad, sencillez y autenticidad. Además el Mijis posee algo que muchos políticos desean, credibilidad. El Mijis no es político, pero su movimiento demuestra que desde cualquier rincón se puede luchar por cambiar las cosas. ¿Serán personajes como el Mijis el futuro para la política mexicana?