FACEBOOK

VISTAS
25 de Junio del 2019

El ‘Gobernatore’ de Instagram

¿Es político o es influencer? Su estrategia disruptiva en redes sociales le ha funcionado de maravilla al joven senador regiomontano Samuel García, quien ya se posiciona como opción para gobernador de NL en 2021. ¿Es acaso el ‘senatore’ la cara del nuevo modelo de comunicación política en México?
El “senatore” está en todos lados. O al menos, en todas las redes sociales, en todo momento. Se trata de Samuel García, el segundo senador más joven del Congreso, y uno de los posibles candidatos a la gubernatura de Nuevo León para 2021. El regiomontano es parte de una nueva generación de políticos que busca acceder al poder, y para lograrlo, aprovecha el arma que mejor domina: las redes sociales. En una semana normal, Samuel puede sumar más de 100 publicaciones en sus distintas plataformas. Lo mismo tratan de su trabajo político como de su vida personal, o una mezcla de ambos. Es algo así como un senador influencer dado que seguidores tiene. Solo en Facebook supera más del millón. Pero si alguien sabe cómo sacar provecho de los fans es su exitosa prometida, la empresaria e influencer regiomontana Mariana Rodríguez. Mariana goza de gran popularidad en Instagram y YouTube, donde publica contenido de fitness y nutrición dirigido a un público femenino mayormente adolescente. En Instagram cuenta con más de 400 mil seguidores. Por eso, no sorprende que muchos los vean como un nuevo modelo de comunicación política en el que las redes sociales, cumpliendo la labor de medios de comunicación masivos, han suplantado a las grandes cadenas de televisión. Samuel rechaza esa teoría y asegura que su relación nada tiene que ver con la política. Esto, pese a que en sus propias redes sociales el joven senador haya admitido que su relación nació debido a que su ahora prometida lo vio en un anuncio panorámico durante su campaña como diputado local en 2015. Lo que no se puede negar es que el estilo de Samuel es diferente al de los políticos tradicionales. Su vida, sus lujos, sus gastos y hasta sus fiestas, están para quien los quiera buscar. Este estilo, admite el legislador, es parte de una estrategia de marketing político. “El reto es cómo me diferencio del gremio, del montón. En mi caso como político, ¿cuál es mi valor agregado para que me volteen a ver? Porque hay miles de políticos”, expresó durante una conversación con el influencer Farid Dieck, publicada en su totalidad en YouTube. Y vaya que lo voltean a ver, a pesar de que veces sus extravagancias le resulten en una lluvia de críticas, como las que recibió luego de publicar fotografías de turismo en Instagram durante un viaje parlamentario a Qatar. Mientras tanto, Samuel y Mariana siguen sumando likes, seguidores, iniciativas de ley, contratos publicitarios, exposición en medios tradicionales, y sobre todo mucho -pero mucho- contenido en redes sociales.