7 de agosto 2022

1 de octubre 2021

Política

El blindaje legal de Cabeza de Vaca sacude a Tamaulipas

La entrada en vigor de la 65 Legislatura del Congreso local, en su mayoría morenista y la designación de un nuevo delegado federal han puesto en jaque el cerco protector del que aún goza el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

Con la instauración de la 65 Legislatura en Tamaulipas, donde la mayoría de los diputados son de Morena, se elevó la temperatura en el estado en torno al destino que tendrá el “blindaje” del todavía gobernador panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

¿Por qué importa?

La transición legislativa en el Congreso local de Tamaulipas podría dejar sin efectos la protección que tenía Cabeza de Vaca contra una orden de aprehensión girada por la FGR, gracias a que la mayoría panista desacató el desafuero ordenado por la Cámara de Diputados en abril de este año.

El contexto:

Antes de que se concretara la llegada de Morena al poder, los diputados de afiliación panista realizaron una serie de reformas para garantizar el fuero definitivo del gobernador tamaulipeco, además de brindarle seguridad y protección por un periodo de seis años no sólo a él, sino a todo su gabinete de seguridad.

Los detalles:

  • Apenas unas horas después de haber sesionado en la nueva legislatura, los coordinadores de las diversas bancadas del Congreso de Tamaulipas se pronunciaron a favor de revertir la mayoría de las reformas aprobadas anteriormente.
  • El presidente de la Junta de Coordinación Política, el morenista Armando Zertuche Suani, afirmó que buscarán poder en orden el Poder Legislativo local, comenzando por resolver las controversias surgidas alrededor de la negativa de desafuero de Cabeza de Vaca.
  • A diferencia de la legislatura anterior, Morena cuenta con mayoría al presentar 16 diputados en el nuevo Congreso Local; el PAN contará con 14 (tras añadirse a sus filas dos legisladoras de Morena); el PRI con tres, Movimiento Ciudadano con dos y el Partido del Trabajo con uno.
  • Por si fuera poco, el arribo de Rodolfo González Valderrama como nuevo delegado estatal de Programas de Desarrollo del gobierno federal encendió las alarmas en el seno político local, con miras a la sucesión presidencial de 2024.
  • Y es que de acuerdo con Salvador García Soto, Morena ha hecho de las delegaciones estatales de programas federales su propio semillero para designar a sus candidatos (varios de los hoy gobernadores electos salieron de ahí) y esta vez, no sería la excepción.
  • “El próximo candidato de Morena en Tamaulipas será del presidente, de nadie más. Ni del gobernador, ni del grupo dirigente actual de Morena, ni mucho menos de los grupos locales de poder… Va a ser alguien que tenga cero vínculos con los grupos locales de poder. Y alguien que lleve tatuada la 4T y la lealtad al presidente”, le confió una fuente al columnista de El Universal.
  • Basta decir que la sucesión en Tamaulipas es considerada un tema de “seguridad nacional” en el círculo cercano al presidente Andrés Manuel López Obrador, no sólo por la problemática del crimen organizado, sino por el riesgo latente de que el gobernador Cabeza de Vaca intente influir en el proceso interno como una última jugada.
Publicidad
Publicidad
Publicidad