23 de enero 2022

5 de agosto 2021

Política

Ebrard tiene razón: los cárteles usan armas americanas

Reportes de la organización Stop U.S. Arms to Mexico detallan que siete de cada 10 armas que ingresaron al país entre 2009 y 2019 (de más de 2 millones de unidades) provenían de la Unión Americana

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

De acuerdo con la organización Stop U.S. Arms to Mexico (Alto a las Armas de Estados Unidos en México), de 2009 a 2019 ingresaron de manera ilegal al país más de 2 millones de armas, de las cuales, el 70 por ciento provenían de la Unión Americana, una preocupación que denunció esta semana el canciller Marcelo Ebrard.

¿Por qué importa?

Bajo el argumento de que sus prácticas negligentes e ilegales han provocado un incremento en la ola de violencia en México, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador emprendió una demanda civil en contra de 11 fabricantes de armas en los Estados Unidos.

El contexto:

  • Este miércoles, el canciller Marcelo Ebrard anunció que el primer objetivo de la demanda es reformar la conducta de estas compañías con la finalidad de establecer nuevas prácticas y procesos en la venta de armas.
  • “Poner fin a los daños masivos que causan los acusados al facilitar activamente el tráfico ilegal de sus armas a los cárteles de la droga y otros criminales en México”, expresó el secretario de Relaciones Exteriores.

Los detalles:

  • Según estimaciones recabadas por Stop U.S. Arms to Mexico, a través de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés), de los más de 2 millones de armas que ingresaron por las fronteras mexicanas, por lo menos 70 por ciento llegaron procedentes de Estados Unidos.
  • De esa cifra se desglosa que el 51 por ciento fueron fabricadas en la Unión Americana; 18 por ciento fueron importadas por los Estados Unidos; 13 por ciento tienen un origen no determinado y solo 17 por ciento son vinculadas a otro país.
  • La organización reconoció en su reporte que las armas traficadas en México incluyen no sólo las que son vendidas a civiles, sino también las que son robadas del ejército estadounidense. Además de que no hay forma de cuantificarlas, de ahí los cuestionamientos del canciller Marcelo Ebrard.
  • “No hay una sola base de datos que permita rastrear la cantidad de armas vendidas en México que acabaron en manos de delincuentes, y existen fallas básicas en el control y gestión de armamento usado por las instituciones de seguridad pública del Estado mexicano”, se lee en parte del documento.
  • Por si fuera poco, otro de los problemas detectados es el extravío o robo que se da no sólo en las Fuerzas Armadas, sino también en las corporaciones federales y estatales. De acuerdo con datos de la Sedena, de 2006 a 2020 se reportaron 17 mil 366 armas perdidas o extraviadas, de las cuales, 25 por ciento eran armas largas y el 75 por ciento restante, cortas.
Publicidad
Publicidad
Publicidad