FACEBOOK

VISTAS
30 de Junio del 2020

¿Dr. fake Ackerman? Los escándalos con la UNAM

Según el registro de profesionistas de la SEP, bajo el nombre de John Ackerman no hay ningún título académico. ¿Pero cómo? ¿Un doctor fake, impartiendo clases en la UNAM?
“John Ackerman no tiene registrado su supuesto doctorado en el Registro Nacional de Profesionistas para ocupar una plaza del mayor nivel de investigador en la UNAM”, acusó en Twitter Alejandro Rojas, aspirante a la dirigencia de Morena. Y sí, una búsqueda en el Registro Nacional de Profesionistas lo confirma. Aunque John Ackerman es naturalizado mexicano, se supone que no tendría que haber problema, también los extranjeros pueden dar de alta sus títulos. Pero ojo porque este no es el único de sus escándalos alrededor de la UNAM. 01 El contacto clave Ese contacto es gracias a su esposa, Irma Eréndira Sandoval, actualmente secretaria de la función pública. Su padre, y suegro de Ackerman es Pablo Sandoval, quien falleció en el año 2000. Y aunque Ackerman asegura que su trabajo en la universidad inició 6 años después de la muerte de su suegro, su nombre sigue siendo muy influyente entre los pasillos de la casa de estudios. Incluso hay señalamientos de que su suegro, quien fue dirigente del Sindicato de Trabajadores de la UNAM, le gestionó la plaza de investigador. Sin embargo eso no está confirmado. 02 Rector de la UNAM… mejor no El año pasado circularon versiones de que Ackerman estaba considerando promoverse como candidato a rector de la UNAM, pero no sucedió. Pero en cambio, Enrique Graue, lo nombró Director del Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad. Nada mal… 03 Y la mala fama Sus últimos comentarios sobre el ‘sicariato mediático’ le han costado caros, incluso una llamada de atención de la Comisión de Derechos Humanos. Y por cierto, ya circula una petición en change.org para destituirlo de su puesto en la UNAM. Pero por el otro lado tanto él, como su esposa, han acusado que son víctimas de una campaña de desprestigio, orquestada por sus contrincantes. Y aseguran que parte de esa campaña es el reportaje: “El regalazo para Irma Eréndira” publicado en Latinus, donde se les señala de haber omitido propiedades por 60 millones de pesos en su declaración patrimonial. ¿Quién será el fake en esta historia?