FACEBOOK

VISTAS
02 de Octubre del 2020

¿Quién dirigirá a Morena?

¿Serán los “puros” de Porfirio Muñoz Ledo o serán los “aliados” de Mario Delgado?
Gibrán Ramírez dice que está “encabronado” porque la encuesta de reconocimiento de Morena estuvo “cuchareada”. Y la molestia del exaspirante se entiende porque pocas cosas son tan políticamente ventajosas como controlar el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador. Por eso, seguramente has escuchado bastantes nombres que quieren ese puesto. Pero la batalla hoy está prácticamente entre dos: Porfirio Muñoz Ledo, que fue reconocido por el 41.7% de los encuestados. Y Mario Delgado, que se quedó con el 27.1% de las preferencias. El enojado Gibrán -quien en las últimas semanas había hecho bastante ruido en sus intentos por alcanzar la dirigencia- obtuvo apenas el 11.9%, ubicándose así en un lejano onceavo lugar. 
Así, la contienda entre Muñoz Ledo y Delgado es un fiel reflejo de la “guerra” interna que ha consumido en los últimos tiempos, al partido oficial. 
Por un lado, Muñoz Ledo representa a los llamados “puros”, esa tribu que se dice a sí mismo el más obradorista y que parece anteponer los principios ideológicos que dieron forma a Morena en un inicio. Por el otro, Delgado encabeza la facción denominada como “los aliados”, un grupo conformado por políticos con una visión más pragmática; es decir, menos ideológica, y más efectiva, por así decirlo. 
 El ex jefe de gobierno de la Ciudad de México, y actual canciller Marcelo Ebrard, sería de uno de ellos y quizá el más relevante. Porque su nombre ya suena -y bastante- como posible candidato morenista 2024 a la presidencia de México. Pero de aquí a 2024, todavía falta. Primero se tendrá que definir en manos de quién quedará Morena: ¿En las de los “puros” o en las de los “aliados”? 
Una cosa sí es segura, en manos de Gibrán, no. Aunque se encabrone.