FACEBOOK

VISTAS
29 de Marzo del 2019

¿Qué diablos quiere la CNTE?

Mucho se habla sobre bloqueos y manifestaciones. Sabemos que los maestros disidentes se oponen al dictamen de la nueva reforma educativa de AMLO. La pregunta es: ¿qué diablos quiere la CNTE?
La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) lleva casi cuatro décadas luchando por el cumplimiento de sus demandas. No por nada le llaman la insurgencia magisterial. Rechazan la estructura y las prácticas de cacicazgo que caracterizan al poderoso Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y mantienen una ideología revolucionaria que prioriza la autonomía de sus secciones y la organización de bases. Últimamente -y como de costumbre- mucho se habla sobre bloqueos y manifestaciones. Sabemos que la Coordinadora se opone firmemente a la llamada reforma educativa de Enrique Peña Nieto, pero, ¿por qué, luego de mostrar cercanía con AMLO, rechazan su propuesta de reforma educativa? A grandes rasgos, porque argumentan que sigue siendo -en espíritu- la misma reforma que en 2013, y que no incluye sus demandas más esenciales, las cuales son las siguientes:

1. Eliminar el régimen de excepción

Es decir, quitar del artículo tres constitucional el párrafo séptimo de la propuesta temas laborales como el ingreso, la promoción y el reconocimiento de los maestros. Según el magisterio, el artículo 3° debe reconocer el derecho social a la educación y no asuntos laborales, los cuales se tratan en el artículo 123. Y ese es otro tema.

2. Crear más plazas

Ahora mismo, la Sección 22 -basada en Oaxaca- exige cinco mil 500 nuevas plazas, especialmente para zonas rurales.

3. Reforzar a las normales

El magisterio busca, además de ampliar el presupuesto destinado a las escuelas normales, limitar el proceso de selección a los egresados a estas y no permitir a los egresados de universidades contender por una plaza.

4. Reintegrar a los maestros despedidos

Aunque AMLO ordenó la liberación de maestros considerados presos políticos, la CNTE busca la reincorporación total de maestros cesados a la luz de la reforma de Peña Nieto, lo cuales, argumentan, fueron despedidos injustificadamente.

5. Recibir adeudos

En Michoacán, la Sección 18 acusa incumplimiento de múltiples compromisos laborales por parte del gobernador Silvano Aureoles, acumulados a lo largo de varios años, que suman casi 7 mil millones de pesos, entre bonos, pensiones y cuotas del Issste. Por un lado, la dirigencia del CNTE expresó que AMLO muestra disposición a conciliar, por el otro, que no confían en su equipo de negociación, y en especial en Mario Delgado, líder morenista en el Congreso, a quien acusan de querer mantener los preceptos neoliberales en educación de la antigua reforma. A 39 años de su fundación, y luego de décadas de lucha permanente, la CNTE nunca había sido tan fuerte. Esta vez, ¿obtendrán lo que demandan?