FACEBOOK

VISTAS
04 de Abril del 2019

Dos presidentes, misma política

En términos de deportación de migrantes, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no es muy diferente del de Enrique Peña Nieto

¿Qué pasó?

En los primeros tres meses de la administración de Andrés Manuel López Obrador se han aprehendido 25,483 migrantes, de los cuáles 19,360 han sido deportados. La magnitud de estas cifras no es muy diferente a la del mismo periodo del último año de gobierno de Enrique Peña Nieto.

¿Por qué es importante?

  • Esto habla de que la política migratoria no ha cambiado, pese a que la Secretaría de Relaciones Exteriores dijo explícitamente que este gobierno tendría un enfoque diferente en relación al trato de los migrantes.
  • Los datos contradicen el discurso del Presidente Andrés Manuel López Obrador de que México sería un país que daría la bienvenido a los migrantes. No obstante, la capacidad del país para manejar este flujo de refugiados es limitado.
  • Estos datos no registran las exigencias recientes de la administración de Donald Trump, quien ha amenazado a México con cerrar la frontera si no ejecutan una política de persecución migratoria con mayor fuerza. A pesar de ello, de enero a febrero, el número de deportaciones en México creció 44 por ciento. El Presidente de Estados Unidos rectificó días después de sus amenazas iniciales, ya que reconoció el trabajo hecho por la administración de López Obrador. En México, tres de cada cuatro inmigrantes que son aprehendidos por las autoridades son deportados.

El ángulo Magenta:

El común denominador entre la política migratoria de López Obrador y su antecesor, Enrique Peña Nieto, es que tiene como principal objetivo responder a las exigencias de Washington. La reciente crisis migratoria ocurre en un momento en el que la relación bilateral México-Estados Unidos atraviesa por una fase delicada: se está negociando la aprobación del T-MEC en el Congreso y el Presidente Trump ha subido el tono de su retórica anti mexicana de cara al proceso electoral de 2020.