FACEBOOK

VISTAS
02 de Julio del 2019

Cuidados paliativos no es eutanasia

El senado aprobó la ley para una muerte digna. No se está legalizando el suicidio asistido, sino que brinda cuidados especiales a quienes padecen una enfermedad terminal.
La eutanasia y los cuidados paliativos son dos cosas distintas. La primera se refiere a las acciones que toma un médico para terminar con la vida del paciente. La segunda se trata de cuidados especiales para mejorar la calidad de vida de los pacientes durante la última etapa de su enfermedad. En esta no hay intervenciones médicas para provocar el deceso, es decir, la muerte llega naturalmente. Mientras que el objetivo de la eutanasia es apagar la vida, el de los cuidados paliativos es aliviar los síntomas. Esto viene a colación porque el senado de la república elevó a nivel constitucional la ley de paliativos en enfermedades terminales. La votación fue unánime, es decir que todas las facciones políticas están de acuerdo con la medida aprobada. El senador Miguel Ángel Mancera aseguró que “esto no es eutanasia porque no se trata de terminar con la vida, sino de dignificar la vida”. En esta cuestión dignificar la vida es garantizar el bien morir. Esto puede involucrar el uso de narcóticos para disminuir el dolor, acompañamiento espiritual y familiar. José Ramón Cossío, ministro en retiro y profesor de Derecho en la UNAM, comentó sobre el tema durante una entrevista con la periodista Carmen Aristegui. El aseguró que estos cuidados paliativos ya estaban previstos en La Ley General de Salud. En ella se establece que se activan cuando la expectativa de vida es de 6 meses. Sin embargo Cossío señaló las controversias que existen en torno a estos cuidados especiales. En primer lugar muchas de las sustancias para combatir el dolor son ilícitas ya que provienen de derivados opioides. Como por ejemplo, la morfina. En segundo lugar, el dilema de que estos narcóticos acortan la vida. Por lo tanto la pregunta reside en, ¿cómo pretendes alargar la vida con productos que la acortan? La cuestión aquí es que los cuidados paliativos no pretenden alargar o curar, sino dar una mejor calidad de vida a la última etapa del paciente. Lo que sucedió en el congreso fue añadir en el artículo 4 de la constitución una condición que ya estaba prevista en la Ley General de Salud. Tras haber pasado por la cámara alta, la discusión se traslada a la cámara de diputados para proceder a la votación de la ley.