1 de diciembre 2021

1 de noviembre 2021

Política

Corrupción y opacidad en Sembrando Vida

A pesar de que no cuenta con reglas claras de operación, Sembrando Vida ha recibido más de 70 mil millones de pesos del presupuesto en tres años. Las dudas y acusaciones se multiplican en torno al programa social estrella del gobierno de López Obrador

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

El programa estrella del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, Sembrando Vida, enfrenta múltiples cuestionamientos de presunta corrupción, dudas y opacidad.

¿Por qué importa?

  • Con un doble objetivo (social y medioambiental), Sembrando Vida ha sido la apuesta de AMLO para hacerle frente al problema de migración que se vive en la frontera sur y que se ha agolpado como nunca antes en Estados Unidos.
  • Tan es así que, en múltiples ocasiones, tal como sucedió hace unas semanas con la visita del enviado especial John Kerry, López Obrador le ha insistido a su homólogo Joe Biden en extender el programa en Centroamérica, lo cual no ha sucedido.

El contexto:

Una investigación realizada por CNN Expansión-Connectas revela que el programa Sembrando Vida ha fallado a sus propias reglas de operación, lo que deja abierto un vacío legal que podría derivar en fincar responsabilidades administrativas y sanciones penales por atentar contra casi 430 mil beneficiarios.

Los detalles:

  • De acuerdo con reportes de la Secretaría de la Función Pública (SFP), se han presentado al menos 97 denuncias contra funcionarios que operan el programa Sembrando Vida. Sin embargo, sólo tres han sido concluidas y archivadas por falta de elementos, mientras que el resto sigue en etapa de investigación.
  • Entre otros señalamientos, las denuncias incluyen clientilismo electoral, condicionamiento injustificado hacia los beneficiarios, desvío de recursos, sobreprecio en el costo de las obras y hasta expulsiones exprés de los campesinos.
  • Según la investigación de CNN Expansión-Connectas, de enero de 2019 al mes de agosto de este año, más de 51 mil campesinos han sido expulsados del programa por presuntas irregularidades, sin darles el derecho a defenderse por medio de una audiencia como lo marcan las reglas de operación de Sembrando Vida.
  • En ese sentido, existe opacidad en el ahorro y salto a las reglas, si se toma en cuenta que, hasta el momento, la administración federal no ha reportado a los sembradores el estatus de más de 4 mil 200 millones de pesos que se les han retenido.
  • De los 5 mil pesos que recibe cada campesino, acorde a las reglas de operación publicadas en el Diario Oficial de la Federación (DOF), 500 pesos les son retenidos a los sembradores de manera obligatoria para ser administrados por la Secretaría del Bienestar.
  • De dicha cantidad, 250 pesos van a una cuenta de inversión donde los sembradores ahorran por tres años con el objetivo de ‘ayudar al patrimonio familiar’, mientras que el restante se destinaría a la creación de un ‘Fondo de Bienestar’ que sería administrado a través de un fideicomiso privado inexistente.
  • “Ese fideicomiso nunca se constituyó, ese fideicomiso se estuvo preparando, pero nunca se constituyó”, reveló Hugo Raúl Paulín Hernández, subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de la Secretaría del Bienestar.
  • Otros reportes apuntan a que los funcionarios abusan de la estructura vertical del programa para actuar de forma ilegal y bajo sus propios criterios hacer uso discrecional de los recursos. Inclusive, las investigaciones hacen referencia a ‘aportaciones voluntarias’ o moches, que al final acaban por dejarle a los campesinos un apoyo reducido de hasta 2 mil 500 pesos, pese a las denuncias que algunos se atreven a hacer.
  • “Expansión y Connectas constataron que a los sembradores no se les informa de la ubicación, manejo financiero, saldos e intereses que les generen sus ahorros, ni cuentan con nada firmado que les garantice ser dueños de ese dinero”, se lee en parte de la investigación.
  • Por si fuera poco, la dependencia no informa a la Secretaría de Hacienda sobre las deducciones aplicadas a los campesinos, pues a pesar de retenerles el 10 por ciento de los recursos a cada uno, en los Informes Trimestrales y a las Cuentas Públicas 2019 y 2020 se da por erogada la totalidad del presupuesto modificado, lo que contribuye a la opacidad.
Publicidad
Publicidad
Publicidad